Edward se queda sin final, pero contento por reencontrarse como atleta

MOSCÚ, (AFP) - El panameño Alonso Edward, que fue plata en el Mundial de Berlín-2009 en 200 metros, no podrá repetir la gesta en Moscú-2013, tras ser eliminado este viernes en semifinales, aunque a pesar del adiós dijo quedarse muy contento porque siente que va reencontrándose como atleta.

Edward ocupó la séptima y penúltima posición en la tercera serie, con una marca de 20.67.

"Vistéis la carrera y el resultado. Estoy contento, feliz. Si te pones a ver dos años atrás, estaba lesionado. Mi entrenador me dijo que es un nuevo proceso y este es el primer año. El resultado no fue, pero estamos ahí", dijo con tranquilidad y optimismo a pesar de la eliminación.

"Estoy yendo ahí, estoy llegando al nivel élite. Tengo que trabajar más. Es el primer año con mi nuevo entrenador y muchas cosas han cambiado", explicó.

No pudo repetir la actuación de la primera ronda de la mañana del viernes, cuando ganó su serie con un registro de 20.45 y pasó a semifinales, donde acabaría con el vigesimosegundo mejor tiempo entre 24 participantes, solo superando a Mosito Lehata, de Lesotho, y a Lalonde Gordon, de Trinidad.

Edward entró en la historia del atletismo panameño en agosto de 2009, cuando consiguió correr en 19.81, su mejor marca personal, y colgarse la medalla de plata en el Olímpico berlinés, sólo superado entonces por el jamaicano Usain Bolt, en la noche que logró un récord mundial que sigue vigente (19.19).

Desde entonces las lesiones han frenado su progresión y ha mantenido una línea irregular que le ha apartado de la élite de la media vuelta de pista, un lugar al que intentaba regresar en Moscú.

"En el 2010 tuve una intoxicación en Europa y estuve hospitalizado. En 2011 ustedes vieron cómo fue el músculo (lesionado en la final del Mundial). En 2012 subí demasiado de peso y traté de bajar, pero no fue suficiente. Ahora me siento bien y estoy en el peso que quiero. Estoy en condiciones. Me falta un poco más, pero voy bien", dijo.

Edward ya estuvo en la final hace dos años en el Mundial de Daegu, pero abandonó por una lesión en el muslo izquierdo en los primeros cincuenta metros. En los Juegos Olímpicos de Londres-2012, hace un año, vivió uno de sus momentos más duros, cuando fue eliminado por una salida falsa.

Esta temporada, su mejor crono es el 20.37 conseguido a mediados de julio en Lucerna (Suiza), lejos de los más rápidos de la temporada, que han bajado de los 20 veinte segundos, con Bolt (19.73) al frente.

Edward quiso lanzar un mensaje a los aficionados panameños: el próximo año estará mucho mejor y poco a poco estará de nuevo compitiendo con los mejores. "Ya verán cómo el año que viene no me hacen esa pregunta", dijo sobre la buena evolución que espera sobre sus condiciones y su competitividad.

Panamá ha conseguido dos medallas en su historia en el Mundial de atletismo, ya que además de la plata berlinesa de Edward, consiguió el oro en Osaka-2007 con Irving Saladino, gran ausente en esta ocasión, en el salto largo.

"Irving es muy buen amigo mío. Que no pudo llegar al Mundial es un poco triste", dijo Edward sobre el 'canguro', campeón olímpico en Pekín-2008.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida