Eriksson presentado como técnico de selección mexicana

MEXICO (AP). El sueco Sven-Goran Eriksson se convirtió el martes en el nuevo técnico de la selección mexicana de fútbol, el noveno extranjero que ocupa el cargo.

Eriksson recibió la aprobación unánime durante una asamblea de los dueños de clubes del fútbol mexicano para conducir al "Tri" hasta la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

El ex timonel del Manchester City y de la selección inglesa, entre otros equipos europeos, toma las riendas de manos del entrenador interino Jesús Ramírez, quien reemplazó en marzo al despedido Hugo Sánchez.

"Me gustan los grandes retos. Depende de mí convencer a los seguidores y a los jugadores de que soy la persona indicada para el trabajo", dijo Eriksson en una conferencia de prensa.

"Es un país grande, es un país importante en el fútbol, es un gran reto", agregó.

Eriksson no quiso entrar en detalles sobre los jugadores y su estilo de juego "por respeto al entrenador que estará a cargo durante los cuatro próximos partidos".

Ramírez dirigirá a la selección en dos amistosos, el primero el miércoles contra Argentina y el segundo el domingo ante Perú, y después en la serie de ida y vuelta contra Belice por las eliminatorias mundialistas.

Eriksson dijo que irá a los cuatro partidos, luego viajará a Inglaterra para finiquitar detalles de su residencia en ese país, para después regresar a México a principios de julio y establecer su vivienda.

A pesar que algunos miembros de la selección criticaron su nombramiento en días recientes, el martes comenzaron a cerrar filas con el sueco.

"Tiene gran experiencia, no cualquiera tiene su curriculum. En ese aspecto, puede venir muy bien", dijo el volante Andrés Guardado en San Diego, donde México chocará con Argentina. "Como lo hemos dicho todos, si ahora es él, hay que tratar de apoyarlo, tratar de estar a muerte con él para que este proceso sea bueno y podamos llegar al mundial que es lo que queremos".

El técnico y los directivos de la federación que lo acompañaron, el presidente Justino Compeán y el secretario general Decio de María, rehusaron comentar sobre los detalles económicos del acuerdo.

Eriksson se limitó a decir: "Estoy muy contento". La prensa mexicana ha publicado cifras que alcanzan los siete millones de dólares, incluyendo incentivos por desempeño.

Eriksson no fijó metas para su gestión, aunque reconoció que la afición mexicana quiere que el equipo llegue al menos a los cuartos de final del mundial de Sudáfrica.

"Es un sueño de todos, de los aficionados, de los jugadores, incluso de la prensa, para todos es la meta (llegar a los cuartos de final), pero se necesita un poco de suerte y trabajo duro. Pero sí hay una buena posibilidad lograr eso", sostuvo.

El nuevo entrenador restó importancia al hecho de que no domine el español, el idioma principal de los jugadores que estarán bajo su mando.

Eriksson destacó que durante su trayectoria como técnico dirigió equipos en Italia y Portugal, donde aprendió sin problemas los idiomas de esos países.

"No se preocupen", indicó. "Hay que ser estúpido para no aprender español después de aprender portugués e italiano".

Dijo que tendrá dos asistentes personales extranjeros, uno observando jugadores mexicanos en las ligas europeas y otro en México, y el resto de su equipo de trabajadores será mexicano.

Eriksson comenzó su carrera con los equipos suecos Degerfors y Gotenborg, y luego pasó al Benfica portugués en 1982. De ahí pasó a la Roma, la Fiorentina, regresó al Benfica, luego a la Sampdoria, la Lazio, la selección inglesa y Manchester City.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.