Farah gana los 10 mil metros y confirma su reinado en medio fondo

MOSCÚ, (AFP) - El británico de origen somalí Mo Farah sumó el título mundial de 10.000 metros al doblete olímpico en 5.000-10.000 de los Juegos de Londres-2012, al imponerse este sábado en Moscú-2013, con su mejor tiempo de la temporada (27:21.21).

La medalla de plata fue para el etíope Ibrahim Jeilan (27:22.23), que pese a lograr también su mejor marca del año no pudo defender el título conseguido en Daegu-2011, y el bronce para el keniano Paul Tanui (27:22.61).

Después de mantenerse alejado de los primeros lugares durante la mayor parte de la carrera, pasando en última posición tras correrse 1.200 metros, el británico fue ascendiendo posiciones progresivamente. Tras 6.000 metros, Farah se colocó entre los cinco primeros y logró ponerse líder tras los 8.000.

En la última vuelta aceleró y llegó destacado a la curva final sin que el etíope Jeilan pudiera alcanzarlo.

Farah, que había ganado los 5.000 metros en el Mundial de Daegu-2011, fue segundo en 10.000 metros en la ciudad surcoreana, por lo que en Moscú se hizo con el primer título en la prueba, intercambiando posiciones con el etíope Jeilan, de 24 años, campeón hace dos años.

"Tenía la experiencia de hace dos años. Este año vi a Jeilan acelerando detrás", dijo Farah, recordando que en Daegu-2011 se dio un final parecido, con el británico llegando en cabeza y siendo superado en los últimos metros por el etíope.

"Casi me caigo varias veces durante la carrera pero traté de protegerme en cada movimiento y trabajé en alianza con mi compañero de entrenamiento (el estadounidense Galen Rupp)", añadió Farah.

"Me esforcé al final, mirando a todos lados y sólo estaba seguro de haber ganado tras cruzar la línea de meta", explicó el británico nacido en Somalia.

"Fue fantástico ganar el único título que me faltaba. Entrené duro. He pasado mucho tiempo lejos de mi familia. Cuando gané los Juegos Olímpicos, mi hija no me reconocía debido a todo el tiempo que había estado fuera", explicó.

El británico de 30 años no había disputado ninguna prueba de 10.000 metros esta temporada, participando sólo en carreras de 1.500, 3.000 y 5.000 metros, pero había llegado en plena forma, habiendo batido el récor europeo de la distancia más corta en Mónaco, con 3:28.81, el sexto mejor registro de la especialidad de todos los tiempos.

El joven Paul Tanui, de apenas 22 años, que vive en Japón, tenía como mejor resultado un noveno puesto en el Mundial de Daegu-2011, antes de hacerse este sábado con el bronce.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida