Federer admite que debe salvar su año en Olimpiadas

ETIQUETAS

PEKIN (AFP) - El suizo Roger Federer, a punto de ser destronado del número uno mundial que ocupa desde hace cuatro años, admitió que necesita la victoria en los Juegos Olímpicos de Pekín y en el Abierto de Estados Unidos para dar la vuelta a una decepcionante temporada.

"Los Juegos Olímpicos y el US Open son dos torneos en los que tengo que centrarme y jugar bien", admitió. "La gente espera más de mí después de cinco años tan buenos. Obviamente, este torneo y el US Open podrían salvar mi temporada aunque ahora mismo me concentro sólo en los Juegos", señaló el suizo.

Esta temporada Federer sólo ha ganado dos torneos, ninguno de Grand Slam, y su declive culminará el próximo 18 de agosto, cuando tras la final olímpica su gran rival, el español Rafael Nadal, le arrebate el primer puesto del ranking ATP que habrá ocupado durante 236 semanas consecutivas.

"He estado jugando bien en tierra y también en hierba", aseguró el suizo, que este año perdió de nuevo la final de Roland Garros y por primera vez la de su feudo del césped de Wimbledon ante Nadal.

"Sólo tengo que hacer lo mismo en superficie dura porque hasta ahora no se me ha dado demasiado bien en el Abierto de Australia. Así que espero jugar bien aquí", añadió Federer.

Ahora, el tenista que sumó 257 victorias y 15 derrotas en tres temporadas de 2004 a 2006, con 34 títulos, incluidos ocho Grand Slams, reconoció que necesita desesperadamente ganar un gran torneo antes de que acabe la temporada pero negó estar en declive.

"Hay jugadores que están muy bien en este momento. En las últimas semanas no he estado a mi mejor nivel y he perdido partidos que nunca debería haber perdido pero no jugué mal en esas derrotas y eso es importante", razonó.

Federer sólo ha ganado este año en Estoril, al retirarse en el segundo set de la final el ruso Nikolay Davydenko, y en Halle, donde no jugó contra ningún tenista del Top 20.

El suizo culpó en parte de su mal momento a la mononucleosis que sufrió a comienzos de año. "He intentado trabajar muy duro todo el año para recuperarme de la enfermedad que me costó parte de la temporada. Puede que influyera en mis resultados", declaró.

"Pero en Wimbledon perdí por apenas unos puntos", agregó el suizo, que se inclinó en el All England Club en una épica final de cinco sets ante Nadal, quien se coronó así por primera vez en Wimbledon.

"Nuestra rivalidad es genial para el tenis ahora mismo", aseguró Federer hablando del español. "El tiene sólo 22 años y yo voy a cumplir 27 (el viernes), así que pienso que podemos jugar otras 20 veces. Sin duda dejaremos huella en el tenis", concluyó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.