Federer descifra a Nadal en su feudo y en arcilla

MADRID (AP) — Roger Federer quebró un maleficio de dos años al vencer a Rafael Nadal en una final, imponiéndose el domingo 6-4, 6-4 sobre su némesis en el duelo por el título del Masters de Madrid.

El suizo Federer, número dos del mundo, rompió el servicio de Nadal una vez en cada set y cantó victoria al conseguir su sexto ace del partido para celebrar su 15to título en torneos de la Serie Masters.

Fue apenas el segundo triunfo de Federer sobre Nadal en arcilla, la superficie en la que el español es virtualmente intocable. La anterior fue en Hamburgo en 2007. La última victoria de Federer ante Nadal en una final fue en Wimbledon ese mismo año.

"Ha sido superior a mí", dijo Nadal tras el partido que duró 1 hora y 26 minutos. "Se merece la victoria mucho más que yo".

El primer título de Federer en la temporada y el número 58 de su carrera cortó la racha de 33 victorias en fila de Nadal en polvo de ladrillo.

"Creo que hoy estuve acertado en todo", dijo Federer. "Fue un partido perfecto. Esta es una victoria que necesitaba bastante".

Aparte de no poder festejar ante sus compatriotas, Nadal se quedó con las ganas de barrer con los tres títulos del año en los Masters en arcilla tras sus títulos en Montecarlo y Roma. Esta fue apenas su quinta derrota en 155 partidos en la superficie desde 2005.

Nadal ahora se embarca el Abierto de Francia, donde irá por su quinto título sucesivo en las canchas de Roland Garros.

"No creo que esto le afectará mucho", dijo Federer. "Estoy seguro que estará al ciento por ciento en París, como siempre".

"Me ha faltado algo de agresividad, pero él ha sacado muy bien", comentó Nadal, quien aventaja 9-2 en el historia de duelos en arcilla ante el suizo.

El balance total también sigue inclinado a favor de Nadal: 13-7. Sólo Ivan Lendl y John McEnroe han jugados más finales, con un total de 20.

Nadal no lució en su mejor nivel y tal vez acusó el precio de las cuatro horas que debió jugar el sábado para vencer al serbio Novak Djokovic en las semifinales.

Federer, sin embargo, mostró un tenis agresivo, efectivo con su primer saque y casi sin fisuras, con el que no dejó que Nadal le desbordase como en ocasiones previas.

"Las cuatro horas no ayudaron, pero igual me iba a costar ganarle con la forma cómo jugó", declaró Nadal, quien también mencionó que afrontó dificultades con una pista más rápida debido a la altitud de 600 metros de Madrid.

Federer y Nadal bromearon tras recibir sus trofeos, en contraste a la imagen del pasado febrero, cuando el helvético lloró al perder ante el mallorquín la final del Abierto de Australia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.