Federer cree haber encontrado clave para vencer a Nadal

MONTECARLO (AFP) - Roger Federer confía en que sus sueños de conseguir el Grand Slam que le falta, Roland Garros, todavía puedan hacerse realidad, a pesar de la pesadilla que supone Rafael Nadal, dueño y señor de las pistas de polvo de ladrillo.

El español, de 21 años, batió a Federer el domingo, en la final del Masters Series de Montecarlo por tercer año consecutivo, o lo que es lo mismo, su séptima victoria en ocho partidos en tierra batida.

El suizo tiene 12 títulos de Grand Slam en su colección, pero Roland Garros se le sigue resistiendo, por la presencia de Rafa Nadal en las finales.

El domingo, el manacorí se impuso por 7-5, 7-5, lo que supone el primer paso para que Nadal se corone por cuarto año consecutivo en París.

"Presioné a Rafa y sentí que podía vencerle si juego de la manera adecuada. No tuve este sentimiento el año pasado", dijo Federer, que perdió su título del Abierto de Australia de 2008 por una mononucleosis.

"Me siento más sano y me muevo bien. He vuelto fuerte y estoy feliz sobre como están marchando las cosas", indicó el astro suizo.

El suizo aprecia a Nadal y le alabó por su récord de cuatro torneos del Masters Series de Montecarlo, algo que no ocurría desde que el neozelandés Anthony Wilding lo lograse en 1914.

"En tierra batida contra él, tienes que servir bien y dar unos buenos golpes seguidos. Rafa se confunde y puedes romper su servicio con tranquilidad", aseguró el suizo.

"Ahora es un jugador más completo. Ha llegado a la final de dobles aquí, es algo que no podrías haber pensado hace cuatro años. Todavía es joven y está mejorando. Juega compacto y duro", agregó el número uno mundial.

Rafael Nadal llegó también a la final de dobles junto a su compatriota Tommy Robredo, imponiéndose en dos sets, 6-3 y 6-3, a Mahesh Bhupathi y Mark Knowles.

El español mostró una gran fortaleza mental en el segundo set de su partido contra Federer, cuando consiguió remontar un 0-4 adverso, dejando escapar sólo uno de los últimos ocho juegos del partido.

"Si hubiese perdido el segundo set lo hubiese hecho por 6-2 o algo así, pero no por 6-0", dijo el campeón español.

"Así terminé ganando cada punto. (Federer) controlaba las líneas, así que me adentré", agregó.

"Ganar este torneo por cuarta vez es un momento especial. No jugué bien en Indian Wells o Miami, y si iba a perder aquí, entonces lo haría jugando bien", concluyó Nadal.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.