Fuentes AP: Interfieren protestas en caso de Contador

ETIQUETAS

PARIS (AP). Los abogados que tratan de demostrar que Alberto Contador se dopó en el Tour de Francia 2010 estuvieron muy cerca de marcharse en plena audiencia ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que dentro de poco debe anunciar su fallo.

Los abogados se enfadaron por impedirse la presentación de testimonios y por la conducta de los jueces, uno de los cuales tiene vínculo con España, el país natal del ciclista, según dijeron a la AP personas involucradas directamente en el caso.

Las fuentes pidieron no ser identificadas, ya que les preocupa que el revelar acontecimientos de los procesos realizados a puertas cerradas en noviembre podría molestar a los jueces y quizá influir en sus deliberaciones.

Las revelaciones llegan en momentos en que la más alta entidad jurídica en el deporte se prepara para determinar si el tres veces campeón de la ronda gala debería ser sancionado por resultar positivo a consumo de clembuterol o si las autoridades españolas actuaron correctamente al exonerarlo.

Contador dice que el clembuterol provino de carne que comió durante el Tour. Abogados de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y la Unión Ciclista Internacional, órgano que regula ese deporte, presentaron al panel del tribunal otro escenario por el que Contador pudo haber fallado la prueba: el clembuterol ingresó a su organismo a través de una prohibida transfusión de sangre para mejorar el rendimiento.

Los tres jueces del TAS, empero, asombraron a los abogados de la AMA al bloquear el testimonio oral de uno de sus testigos, el experto australiano en dopaje Michael Ashenden, dijeron a la AP participantes en la audiencia.

Los participantes señalaron que, de haberse permitido el testimonio de Ashenden, éste pudo haber dado explicado la teoría de que Contador pudo haber tenido una transfusión de sangre el 20 de julio, seguida al día siguiente por una inyección de plasma sanguíneo.

La carrera estaba en su tercera semana en ese punto, y Contador se aferraba a una ventaja de sólo ocho segundos sobre Andy Schleck, después de tres días de escalada de montaña en los Pirineos.

Una transfusión habría supercargado a Contador para las últimas cuatro etapas hacia la meta en París, especialmente en el último día en los Pirineos, el 22 de julio, cuando se pegó a Schleck en la escalada al mítico Col du Tourmalet, y durante la contrarreloj en la región vinícola de Haut Medoc el 24 de julio, cuando Contador amplió la ventaja sobre Schleck a 39 segundos, una ventaja que llevó hasta la línea de meta en los Campos Elíseos al día siguiente.

Contador ha negado enfáticamente haberse sometido a una transfusión. "Es una historia de ciencia ficción", dijo a la AP en octubre del 2010 su vocero Jacinto Vidarte.

Si el Tribunal de Arbitraje Deportivo emite un fallo contra él, Contador, podría ser suspendido dos años y convertirse en apenas el segundo campeón de la Vuelta a Francia a quien se retira el título por dopaje. El primero fue Floyd Landis, campeón en el 2006.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.