Golden League se despide con nueva exhibición de Bolt

BRUSELAS (AFP). El 'extraterrestre' de la velocidad, el jamaicano Usain Bolt, volvió a brillar en los 200 metros al conseguir el cuarto mejor crono de la historia (19.57) a pesar de una meteorología adversa, este viernes en Bruselas, en el adiós oficial a la Golden League.

La sexta y última etapa del circuito cerró la andadura del célebre circuito, que a partir de 2010 será sustituido por la Liga de Diamante, con catorce reuniones en su programa inicial.

El triple campeón olímpico y mundial consiguió su tercera marca personal en la media vuelta de pista, después de los 19.19 con los que se colgó el oro con plusmarca mundial en el Mundial de Berlín en agosto y los 19.30 con los que se había impuesto hace un año en los Juegos Olímpicos de Pekín.

El tercer tiempo (19.32) de todos los tiempos es el del estadounidense Michael Johnson en los Juegos de Atlanta-1996, que fue el récord planetario durante doce años.

"Me sentía realmente bien y esperaba correr rápido, en el entrenamiento ya me había dado cuenta de que esta nueva pista es realmente muy rápida", comentó el prodigio caribeño. "Estoy algo cansado, así que estoy contento de que no haya un gran campeonato en 2010", apuntó.

La nueva demostración de fuerza del 'relámpago' Bolt ensombreció a los otros tres grandes triunfadores del día: el rey etíope del medio fondo Kenenisa Bekele, la pertiguista rusa Yelena Isinbayeva y la estadounidense Sanya Richards (400 metros).

Los tres compartirán el 'jackpot' de un millón de dólares (710.000 euros) de la Golden League, después de haber hecho pleno en sus respectivas pruebas en las seis citas que incluye el programa del circuito.

Con unas condiciones meteorológicos nada favorables, Isinbayeva se garantizó sus 333,000 dólares con un solo salto (4,70 m en el primer intento), mientras que Richards venció con un tiempo de 48 segundos y 83 centésimas, mejor marca anual y su 40º tiempo por debajo de los 50 segundos en esta prueba.

Bekele, por su parte, volvió a mostrar su hegemonía en los 5,000 metros y se confirmó, por si quedaban dudas, como una de las grandes estrellas del año.

Como Richards, su compatriota Carmelita Jeter, bronce en Berlín, acaba fuerte la temporada: con 10 segundos y 87 centésimas ganó los 100 metros, por delante de la jamaicana Selly-Ann Fraser, campeona olímpica y mundial.

En ausencia de su compatriota LaShawn Merritt, el estadounidense Jeremy Wariner volvió a saborear las mieles de la victoria, cubriendo la vuelta de pista en 44.94, bajando por 60ª vez de los 45 segundos.

En otro de los duelos estelares del día en Bélgica, el jamaicano Asafa Powell (9.90) fue el vencedor en los 100 metros, relegando al estadounidense Tyson Gay, con problemas físicos desde el Mundial, a la segunda plaza.

"Hice una buena carrera. Especialmente, en la salida. Incluso hasta salí demasiado rápido. He dado mucho en los 20-30 primeros metros, después he resistido bien", explicó Powell.

"Esta nueva pista es realmente rápida. Desgraciadamente, la lluvia que empezó a caer poco antes de la carrera nos perjudicó", añadió.

Por su parte, Gay lamentó la mala salida. "Ha sido realmente difícil conseguir el ritmo", explicó el velocista de Kentucky.

Para las estadísticas de la Golden League en la noche de su adiós en el estadio Rey Balduino quedará que Kenia (14:36.23), con un 'equipo B', batió el récord del relevo 4x1500 metros, una distancia poco habitual en la que la plusmarca se remontaba a la conseguida por Alemania Occidental en 1977.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.