Grabación de llamada de 911 en caso Woods lista mañana

WINDERMERE, Florida, EU ( AP). Más de dos docenas de camiones de medios de prensa esperaban el sábado a las afueras del complejo residencial de lujo Isleworth, donde las autoridades visitarían a Tiger Woods para aclarar las dudas sobre su choque en la madrugada del viernes.

La Patrulla de Autopistas de Florida dijo que espera divulgar el domingo la grabación de la llamada al sistema de emergencias 911, e investigará el caso como un accidente de tráfico.

Kim Montes, vocera de la Patrulla de Autopistas, indicó que los investgadores están " tratando de no caer en la ola de rumores".

La policía dijo que el mejor golfista del mundo estrelló su Cadillac contra una toma de agua para incendios y un árbol cerca de su mansión de 2,4 millones de dólares el viernes a las 2:25 a.m.

Hasta ahora, han surgido bastantes detalles sobre el accidente que envió a Woods al hospital. Sus labios estaban cortados y tenía sangre en la boca; y el jefe de la policía de Windemere, Daniel Saylor, dijo que la esposa de Woods, Elin Nordegren, rompió una ventana trasera con un palo de golf para ayudar a Woods a salir del vehículo.

Pero también hay muchas preguntas en el aire y los patrulleros querían hablar el sábado con Woods. A eso de las 2:45 p.m., dos vehículos de la policía entraron a la comunidad privada donde vive el golfista.

Montes indicó que la pesquisa debe terminar en un par de días.

Woods tiene previsto ser el anfitrión de un torneo la próxima semana en Thousand Oaks, California. Su conferencia de prensa estaba pautada para el martes por la tarde, aunque de momento no se sabe si todavía jugará, o incluso si asistirá.

" No sabemos si Tiger va a jugar", dijo Greg McLaughlin, director del torneo y presidente de la fundación de Woods.

Una de las vecinas de Woods, que prefirió que no se divulgara su nombre, dijo que todo estaba tranquilo el sábado frente a la casa del golfista. Indicó que todos en la comunidad están hablando sobre el choque de Woods.

Según las autoridades, Woods acababa de salir de su mansión en Florida cuando perdió control de su Cadillac y chocó con una toma de agua para incendios, y luego con un árbol en la propiedad de un vecino. El informe señala que no había consumido alcohol.

La patrulla registró el accidente a las 2:25 a.m. del viernes y clasificó las heridas como serias. Las primeras palabras de los allegados a Woods, unas 13 horas después del incidente, fueron que se trató de un " accidente menor" y que el golfista estaba en buen estado tras ser atendido y dado de alta de un hospital.

Saylor dijo que sus dos oficiales encontraron al astro de 33 años tirado en la calle con su esposa caminando alrededor de él.

" Ella estaba desesperada, molesta", dijo Saylor el viernes por la noche.

Saylor indicó que Nordegren le dijo a los oficiales que ella estaba en la casa cuando escuchó el accidente y " rompió la ventana trasera con un palo de golf". Señaló que las ventanas delanteras no estaban rotas y que " la puerta probablemente estaba cerrada".

" Ella supuestamente lo sacó (del vehículo) y lo tendió en el suelo", relató Saylor. " El perdía y recuperaba la conciencia cuando llegaron mis muchachos".

Saylor indicó que Woods tenía laceraciones en ambos labios, y sangre en la boca. Los oficiales atendieron a Woods durante unos 10 minutos hasta que llegó una ambulancia.

Woods estaba suficientemente consciente como para hablar, aunque el jefe policiaco comentó que Woods no dijo nada coherente.

En una entrevista telefónica, el suegro de Woods, Thomas Nordegren, le dijo a la AP en Estocolmo que no hablaría del accidente.

" No he hablado con ella (Elin)", señaló Nordegren. " No quiero hablar de eso".

El daño a la parte delantera de la camioneta de Woods fue " no muy grande, pero tampoco ligero", según Saylor.

Lo que queda por saber es a dónde se dirigía Woods a esa hora. Su agente Mark Steinberg y su vocero Glenn Greenspan declinaron comentar más allá de un corto comunicado sobre el accidente publicado el viernes por la tarde en la página de internet de Woods, que decía:

" Tiger Woods tuvo un accidente automovilístico menor anoche afuera de su casa. Fue llevado (a un hospital), atendido y dado de alta hoy en buen estado. Agradecemos mucho los pensamientos y buenos deseos de todos".

Cuando le preguntaron en una conferencia de prensa si la pareja había estado discutiendo, Saylor respondió que no sabía. Woods y Nordegren llevan cinco años casados y tienen dos hijos.

El accidente se produjo dos días después que el National Enquirer publicó una historia alegando que Woods tiene una amante con quien estuvo recientemente en Australia.

La mujer, Rachel Uchitel, negó tener una relación con Woods cuando fue contactada por la AP.

" Me duele que mi reputación haya quedado destrozada en los medios de comunicación", indicó Uchitel durante una entrevista el viernes. " Todo el mundo asume que dije eso. Esto no es nada en lo que yo tenga que ver".

Uchitel dijo que estuvo en Melbourne hace dos semanas con clientes y que no vio a Woods en ningún momento de su estancia.

Un representante del National Enquirer rehusó comentar.

" Ahora mismo creemos que esto se trata de un accidente de tráfico", expresó Montes. " No creemos que sea un problema doméstico".

Woods, quien ha ganado 14 majors en su carrera en la PGA, regresó esta semana a su casa tras acudir a un partido de fútbol estadounidense entre las universidades de Stanford y California.

El número uno del mundo viajó este mes a China y Australia. Ganó el Masters de Australia el 15 de noviembre.

Woods tenía previsto ser anfitrión de su torneo el lunes en Thousand Oaks, California.

Ganó seis títulos este año tras perderse ocho meses de acción por una operación en la rodilla izquierda. Aunque no ganó ningún major, Woods señaló que la temporada fue un éxito porque no sabía cómo respondería la rodilla.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.