Gronkowski es centro de preocupación para los Patriots

Redacción EE.UU., (EFE).- El estado físico del ala cerrada Rob Gronkowski se ha convertido en el centro de atención y la gran preocupación para los Patriots de Nueva Inglaterra para el partido del XLVI Super Bowl, este domingo contra los Giants de Nueva York, en Indianápolis.

Gronkowski, que se presentó al tradicional Día de la Prensa sin la bota de protección del pie izquierdo que había llevado hasta ahora, declaró que estaba ilusionado y con la esperanza de jugar el partido grande del año.

El jugador estelar del ataque de los Patriots se mostró feliz de no tener que llevar el soporte en el pie y de haber mejorado del esguince de tobillo izquierdo que sufrió en el partido por el título de la Conferencia Americana (AFC) ante los Ravens de Baltimore.

" No más bota", declaró Gronkowski, en el Lucas Oil Stadium que, por primera vez en la historia del Super Bowl, fue abierto también al público.

Gronkowski consideró que el haberle permitido los médicos quitarse la bota de protección era la mejor señal de que todo marchaba bien.

Gronkowski no se ha entrenado desde que sufrió el esguince en la parte alta de su tobillo izquierdo y su lesión ha sido el asunto central alrededor del Super Bowl.

La figura de Gronkowski fue la preferida por los fotógrafos y los cámaras presentes en el Lucas Oil Stadium, de Indianápolis, desde el momento que entró en el recinto de la prensa.

Lo destacado de hacerle un seguimiento exhaustivo fue comprobar que para nada mostró ningún tipo de dificultad al caminar y apareció sonriente y optimista.

Además, el mariscal de campo Tom Brady bromeó al afirmar que Gronkowski tenía una oportunidad para enviar algún mensaje a su familia y los aficionados.

"Le dije que escribiera: 'hola mamá' en su media y zapatillas deportivas porque le harían muchas fotografías como así ha sucedido", bromeó Brady.

Luego el mariscal de campo, más serio admitió, que Gronkowski había sido decisivo en el ataque del equipo durante los 16 partidos de la temporada regular y por lo tanto su presencia en el Super Bowl tendría el mismo impacto.

"El deseo de todos los que estamos dentro del equipo y el mío propio es que Gronkowski pueda estar listo para el partido del domingo", subrayó Brady.

"Nadie es tan duro como él. Hace que nuestra ofensiva avance y espero que esté con nosotros", añadió.

Gronkowski, seleccionado para el Pro Bowl después de terminar la temporada regular con 90 recepciones para 1.327 yardas y 17 'touchdowns', un récord para alas cerradas, repitió muchas veces que trabaja con la mentalización del "día a día".

El ala cerrada de 22 años, habló durante más de una hora con los periodistas.

Reiteró que en Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) el jugar con dolor forma parte del escenario profesional, lo que sucede a veces el mismo es más o menos intenso, y no se mostró seguro si podría entrenarse esta semana con el equipo.

"Confío en toda la organización y cuando llegue el domingo haremos la mejor decisión", manifestó.

El entrenador de los Patriots, Bill Bellichick, tiene como planes B, C y D ante la baja de Gronkowski a los receptores abiertos Chad Ochocinco, Julian Edelman y Tiquan Underwood.

"Estamos avanzando con el pensamiento que estaremos listos para lo que sea", comentó Bill O'Brien, el coordinador ofensivo de los Patriots.

"Tenemos muchos jugadores buenos e instintivos que estarán listos para el partido. Son chicos que se adaptan, son flexibles, así que nos sentimos tranquilos con lo que tenemos", puntualizó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.