Hushovd quiere ser profeta en su tierra en la Arctic Race de Noruega

OSLO (AFP). El velocisa Thor Hushovd quiere ser profeta en su tierra y ganar la carrera Arctic Race de Noruega, nueva prueba del ciclismo internacional que larga el jueves y está empujada por el creciente fanatismo por las bicicletas en aquel país.

"Tengo dos objetivos: ganar una etapa y también la clasificación general", declaró el escandinavo, que acaba de imponerse en dos etapas de la Vuelta a Polonia al frente del equipo BMC.

Un total de 120 ciclistas repartidos en 20 equipos, cinco de primera división (BMC, Katusha, Belkin, Argos y Vacansoleil), disputarán la primera edición de esta prueba con cuatro etapas.

La Arctic Race tendrá la particularidad de ser la carrera más septentrional del planeta.

Tras una primera etapa en círculo, el pelotón irá por un trazado entre fiordos y montañas, metiendo sus aceleraciones también por las idílicas islas de Lofoten y de Vesteraalen, para llegar a la meta final el domingo en Harstad, al término de un circuito por el centro de la ciudad.

Campeón mundial en 2010, Hushovd deberá tener bajo su radar a Lars-Petter Nordhaug (Belkin), pero no a Edvald Boasson Hagen, lesionado tras una caída en el último Tour de Francia ni a Alexander Kristoff, enfermo.

Entre los principales extranjeros que aparecen en la lista están los franceses Sébastien Chavanel y Vincent Jérôme, los belgas Sep Vanmarcke y Edwig Cammaerts, el británico Adam Blythe, los holandeses Kenny Van Hummel y Boy Van Poppel y el alemán Markus Eichler.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida