Latinoamérica suma dos bronces a ritmo caribeño

MOSCÚ, (AFP) - El dominicano Luguelín Santos en 400 metros y la cubana Yarisley Silva en salto con garrocha se colgaron la medalla de bronce en sus respectivas pruebas, este martes en el Mundial de atletismo de Moscú, donde el atletismo latinoamericano suma tres medallas tras cuatro jornadas.

Los tres metales son de bronce y vienen desde el Caribe, ya que el primero y hasta ahora único lo había conseguido la también cubana Yarelis Barrios en el lanzamiento de disco este domingo.

Este martes se esperaba mucho de la final de 400 metros, en la que Santos, plata olímpica hace un año en Londres-2012, parecía capaz de pelear incluso por la medalla de oro, que fue finalmente para el estadounidense LaShawn Merritt, que consiguió además el mejor registro de la temporada (43.74).

La plata fue para su compatriota Tony McQuay (44.40), su mejor marca personal, y el bronce lo consiguió Santos con 44.52, en su carrera más rápida en lo que va de año.

"Estoy feliz por poder sumar una medalla más, pero creo que me dormí un poco en la primera parte de la carrera. La parte del principio fue pésima, pero afortunadamente luego pude ir remontando", resumió el dominicano, que admitió que tenía aspiraciones más altas.

Una historia similar vivió la cubana Yarisley Silva, que como él fue plata olímpica en Londres-2012 y que ahora terminó con el bronce, después de llegar a Rusia como aspirante al oro, aunque en su caso pareció más contenta e incluso lloró de emoción.

Silva vivió además la gran noche de Isinbayeva, oro ante su público con una marca de 4,89 metros, mientras que la estadounidense Jennifer Suhr fue plata, en su caso con 4,82 metros, la misma altura que la caribeña, pero que invirtió más intentos.

"Estoy muy feliz. Ha sido un año muy duro para mí. Tenía buenos resultados y podía pensar en quedar arriba. Estoy llorando, pero son lágrimas de mucha alegría. Sigo arriba", dijo la saltadora a la AFP al término de la prueba.

Pero no sólo ahí terminaron las aportaciones del Caribe, ya que este martes el dominicano Félix Sánchez, el puertorriqueño Javier Culson y el cubano Omar Cisneros consiguieron su clasificación para la final del jueves en los 400 metros vallas, que se presenta muy abierta.

En el caso de Cisneros con 47.93, la mejor marca de la temporada, por delante en su serie de Félix Sánchez (48.10), que a sus casi 36 años aspira a conseguir su tercer título mundial en los 400 metros vallas, tras los de 2001 y 2003.

"Estoy muy contento porque va a haber tres latinos en la final. Es un honor. Cuando yo empecé no había latinos en esta prueba y por mucho tiempo solo estuve yo", subrayó el dominicano.

También dio un paso hacia las medallas una de las favoritas, la colombiana Caterine Ibargüen, que se clasificó para la final de triple salto con autoridad, con un único salto de 14,52 metros, que sirvió ya para superar la calificación.

Entre las decepciones, destacó la de la brasileña Fabiana Murer, el único oro latinoamericano en el Mundial de Daegu-2011, que quedó quinta en la final de pértiga, donde se coronó la local Yelena Isinbayeva.

En los 20 kilómetros marcha femeninos hubo una nutrida representación de la región, pero ninguna pudo finalizar entre las diez primeras.

La mejor clasificada fue la guatemalteca Mayra Herrera (1h30:59), decimocuarta, que se convirtió en la atleta femenina de su país con una mejor actuación en un Mundial de atletismo.

El miércoles, Latinoamérica seguirá atenta los 50 kilómetros marcha, de nuevo con una amplia presencia, y el estreno del mexicano Luis Rivera, que aspira a medalla en el salto largo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida