Loeb se lleva su sexto rally de Montecarlo, el primero del año

MÓNACO (AFP). El francés Sebastien Loeb (Citroen DS3) ganó este domingo junto a su copiloto monegasco Daniel Elena su sexto rally de Montecarlo, la primera manga del Mundial, superando al español Dani Sordo (Mini), segundo a más de dos minutos, y al noruego Petter Solberg (Ford Fiesta RS), tercero.

"¡Este es mi rally! dijo el ocho veces campeón del mundo al salir sonriente de su DS3 en el puerto de Madone, tras el tramo Power Stage de 5 kilómetros, que le dio el domingo tres puntos de bonificación y le aseguró la victoria en la última prueba (ES18) del fin de semana.

"No podía terminar mejor, con 28 puntos en la general y sin cometer casi errores. Fue perfecto, con mucha ayuda por parte del equipo Citroen para escoger los neumáticos correctos. Es genial empezar así la temporada", dijo el francés.

Desde de la salida de pista del finlandés Jari-Matti Latvala (Ford Fiesta RS) el miércoles en el cuarto tramo cronometrado (ES4) de la primera jornada del rally, Loeb sólo tuvo que mantener su ventaja frente a sus dos principales rivales, Sordo y Solberg.

El piloto alsaciano estuvo muy atento, con la ayuda de su equipo, a no equivocarse a la hora de escoger sus neumáticos Michelin, sobre todo el viernes, en la undécima y duodécima prueba especial que se disputó en condiciones meteorológicas muy difíciles, con niebla y lluvia helada.

"En el momento de salir para esas dos especiales, +Seb+ pensaba que habíamos escogido mal los neumáticos y que íbamos a perder el rally", explicó Elena, el copiloto que ganó junto a Loeb ocho títulos mundiales y que corría ante su público.

Por su parte el segundo lugar, que se llevó el español Dani Sordo bajo la presión del noruego Solberg, también fue posible gracias a la buena elección de los neumáticos y supone para Mini un resultado prestigioso, 40 años después de tres célebres victorias de la escudería en Montecarlo en los años 1960.

Para su edición número 80, el rally de Montecarlo, que volvía este año al mundial WRC tras varios años en IRC, una competición menos prestigiosa, fue de nuevo muy complicado para los pilotos, a causa del mal tiempo y de las conexiones entre tramos cronometrados que se llevan a cabo por carretera.

Solberg fue víctima de ello el sábado por la noche, cuando adelantó a un coche en la entrada de Mónaco a 100 kilómetros por hora, en una zona limitada a 50 kilómetros por hora.

El noruego, campeón del mundo en 2003, fue sancionado con una multa de 1.400 euros y una suspensión condicional de un rally del campeonato.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.