Manning hace pagar caro error a Belichick

EU (AP). Bill Belichick arriesgó todo el domingo en una jugada.

Le costó la victoria, y podría terminar costándole otro viaje a Indianápolis para otro partido contra Peyton Manning más adelante en la temporada de la NFL.

Luego de que el entrenador de Nueva Inglaterra falló en la jugada arriesgada en las primeras yardas de su territorio, Manning lanzó un pase de touchdown de una yarda a Reggie Wayne con 13 segundos en el reloj y los invictos Colts remontaron para ganar 35-34 a los Patriots (6-3).

"Es un chasco", dijo el quarterback de Patriots, Tom Brady.

Cuando necesitaba un primer down para sellar el partido, Belichick decidió buscarlo en cuarta y dos desde su propia yarda 28 con 2:08 minutos por jugarse. Los Patriots pidieron su segundo y último tiempo fuera en la ofensiva para organizar la jugada: Un pase corto de Brady a Kevin Faulk, algo que el Jugador Más Valioso de la NFL en el 2007 había repetido toda la noche para sorprender a la defensiva de Indianápolis, joven y porosa ante pases.

Esta vez no funcionó.

Faulk hizo una atrapada de malabarista pero el safety Melvin Bullitt, quien reemplazó a Bob Sanders en la alineación, llegó rápido y derribó al running back de los Patriots a media yarda del objetivo de Belichick.

"Tratamos de ganar el partido en esa jugada", explicó Belichick. "Creí que podríamos conseguir la yarda. Tuvimos una buena jugada, la completamos. No sé cómo no pudimos lograr esa yarda".

La victoria fue la más inesperada de los Colts (9-0) en su magnífica racha de 18 victorias seguidas en temporada regular, que está ahora empatada con la de Nueva Inglaterra como la segunda más larga en la historia de la NFL. Para los Patriots fue su primera derrota con Belichick cuando han estado al frente con al menos 13 puntos en el último período.

Manning necesitó únicamente cuatro jugadas para enganchar con Wayne la anotación del triunfo.

"Estábamos preparándonos para avanzar 60, 70 yardas", dijo Manning. "Fue una gran jugada de la defensiva, que no abrevió el trabajo".

Brett Favre tuvo también un buen día con el brazo.

Aunque Sidney Rice esté muy cubierto, Favre no teme lanzarle un disparo.

El nuevo receptor favorito de Favre se esfuerza por librar el contacto y se lleva el balón, quizá para lograr finalmente que los aficionados de Minnesota olviden a Randy Moss.

Favre consiguió por aire su mayor distancia en la temporada con 344 yardas _201 a Rice, y los Vikings se crearon varias dificultades y las superaron para vencer por 27-10 a los Lions de Detroit.

"Sidney nunca me sorprende", dijo Adrian Peterson, quien avanzó 133 yardas por tierra con dos touchdowns. "Tengo un apodo para él, y es 'Este es el momento'. Lo tiene tatuado en el brazo. Le acomoda".

Gracias a la designación de Favre como quarterback y a un verano en que ha entrenado con los mejores receptores del equipo, Rice ha surgido como una verdadera amenaza en el ataque de los pujantes Vikings (8-1). Lo que le hace falta en velocidad, lo compensa con precisión, ubicación y aplomo.

Adrian Peterson tuvo un balón suelto, una de tres ocasiones en que los Vikings se quedaron sin el ovoide dentro de las 20 yardas de Detroit, pero acumuló 133 yardas y dos touchdowns en 18 acarreos por Minnesota.

Los Vikings se sobrepusieron a 13 penalizaciones, su mayor cifra de la campaña, gracias principalmente a la combinación de Favre y Rice, quien en su tercer año en la liga lleva 786 yardas esta temporada.

El quarterback de los Lions (1-8), Matthew Stafford, ha tenido una difícil campaña como novato, en un equipo plagado por numerosas debilidades un año después de convertirse en la primera franquicia en la historia de la NFL en terminar la temporada con foja de 0-16.

Este fue, no obstante, uno de sus mejores partidos, su segundo sin intercepciones, y finalizó con 224 yardas.

En el resto de la jornada, los Bengals de Cincinnati vencieron 18-12 a los Steelers de Pittsburgh, los Redskins de Washington 27-17 a los Broncos de Denver, los Titans de Tenesí 41-17 a los Bills de Buffalo, los Jaguars de Jacksonville 24-22 a los Jets de Nueva York, los Dolphins de Miami 25-23 a los Buccaneers de Tampa Bay y los Saints de Nueva Orleáns 28-23 a los Rams de San Luis.

También, los Panthers de Carolina derrotaron 28-19 a los Falcons de Atlanta, los Chiefs de Kansas City 16-10 a los Raiders de Oakland, los Chargers de San Diego 31-23 a los Eagles de Filadelfia, los Packers de Green Bay 17-7 a los Cowboys de Dallas y los Cardinals de Arizona 31-20 a los Seahawks de Seattle.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.