Mujeres dan la cara por Latinoamérica en el judo

BEIJING (AP). La cubana Yanet Bermoy y la argentina Paula Pareto ganaron medallas de plata y bronce, respectivamente, en la división de los 48 kilogramos del judo y le dieron a Latinoamérica sus primeros metales en los Juegos Olímpicos.

Bermoy perdió la final ante la nueva monarca olímpica, la rumana Alina Dumitru, mientras que Pareto se llevó una de las medallas de bronce con una victoria sobre la norcoreana Pak Ok Song.

La cubana, actual subcampeona mundial, era la gran favorita para llevarse el oro tras la derrota de la japonesa Ryoko Tani, quien cayó ante Dumitru en las semifinales.

Pero la rumana pudo más y dejó a la antillana con una medalla plateada con un sabor amargo.

"Me siento orgullosa de ser subcampeona olímpica aunque no lo parezca, me convenzo de que tengo que seguir entrenando", dijo Bermoy conteniendo el llanto antes de ir a un control antidopaje que le impidió asistir a la rueda de prensa.

Quien sí acudió cargando una sonrisa que pareció no borrársele del rostro desde el momento que venció a Pak, fue Pareto, quien pasó de las dudas de su triunfo a un festejo que durará por mucho tiempo tras darle a Argentina su primera medalla en judo en unos Juegos Olímpicos.

"Esta medalla es increíble, no puedo describirla, es una alegría inmensa, producto de todo el esfuerzo", agregó. "Esta es una alegría infinita, que nunca imaginé".

En otros resultados de mujeres, la brasileña Sarah Menezes perdió en primera ronda con Eva Csernoviczki, de Hungría, y la ecuatoriana Glenda Miranda cayó con Bermoy en primera instancia y después con la rusa Lyumila Bogdanova.

En la rama varonil, el mejor latinoamericano fue el venezolano Javier Guedez Sánchez, quien comenzó ganando sus primeros dos combates, pero perdió los dos últimos y quedó eliminado en la división de los 60 kilogramos.

Guedez perdió con el canadiense Will Frazier en cuestión de segundos para quedar fuera de las medallas.

"Es una experiencia maravillosa la que me llevo, se dice fácil, pero es duro el nivel de aquí, es el más alto del planeta", dijo Guedez. "Esta experiencia fue única, creo que ya vendrán otras competencias".

En esa división, el argentino Miguel Albarracín perdió dos combates, el primero ante el eventual campeón Choi Min Ho y después uno más ante el iraní Masoud Haji Akhondzadeh para quedar eliminado.

Rishod Sobirov, de Uzbekistán y el holandés Ruben Houkes ganaron los bronces con victorias sobre el francés Dimitri Dragin y el israelí Gal Yekutiel, respectivamente.

En la final, el surcoreano Choi superó al austríaco Ludwig Paischer para colgarse el oro.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.