NFL: Packers siguen imbatibles; Cowboys lideran su división

DETROIT (AP). Los Packers continuaron imbatibles, frente a unos Lions que se excedieron en su rudeza; los Cowboys se sobrepusieron a una tarde poco brillante de su quarterback para trepar en solitario a la cima de su división, y los Ravens descarrilaron la buena marcha de San Francisco y del hermano de su propio entrenador.

Todo ello ocurrió en el Día de Acción de Gracias, en una jornada de fútbol americano que no defraudó los pronósticos y que estuvo condimentada con carteles alusivos a este feriado en el graderío, aficionados que cocinaron pavos en los aparcamientos de los estadios y, en el caso de Dallas, con la actuación de Pitbull y de Enrique Iglesias en el espectáculo de medio tiempo.

Los Lions le apostaron a la fórmula que les permitió vencer a Green Bay la temporada pasada: golpear duro. Paradójicamente, fue un golpe, antirreglamentario, el que abrió a los Packers el camino hacia la victoria.

Aaron Rodgers completó dos pases de touchdown y los Packers liquidaron el partido en el tercer cuarto, ayudados por la expulsión de Ndamukong Suh, para vencer 27-15 a los Lions.

Detroit, cuya defensiva le provocó una conmoción cerebral a Rodgers la campaña anterior, buscó castigar al quarterback durante todo el partido, en busca de repetir la fórmula que le permitió comenzar una racha de nueve triunfos en fila, la cual se prolongó hasta este año.

Los Lions golpearon incluso cuando Rodgers había soltado el balón. Kyle Vanden Bosch incurrió en un castigo por uno de esos impactos tardíos y pudo haberse hecho merecedor de otro pañuelo amarillo por seguir increpando al mariscal de campo en esa misma jugada.

Rodgers no se dejó intimidar. Conservó la calma y consiguió una nueva victoria.

"Tratamos de sobreponernos a cosas así", dijo Rodgers. "Sabíamos que hay mucha rivalidad entre los dos equipos y que va a haber muchos golpes duros, pero nos olvidamos de eso fuera del terreno".

Los campeones del último Super Bowl estiraron a 17 su racha de victorias en la NFL, incluyendo los playoffs. Buscan igualar a los Patriots de Nueva Inglaterra de 2007 como los únicos equipos en la historia con marca de 16-0 en la temporada regular.

"No me siento presionado por esto. Me agrada estar así", dijo el entrenador Mike McCarthy. "¿Quién no quiere tener un récord de 11-0?"

Los Packers aprovecharon la agresión cometida por Suh, quien fue expulsado tras pisar el brazo de Evan Dietrich-Smith. El castigo dio nuevo aliento a Green Bay, que había sido frenado en tercera oportunidad y anotó inmediatamente después el touchdown que definió el rumbo del partido.

"Quiero disculparme con mis compañeros, mis entrenadores y mis seguidores auténticos, por dar a los árbitros la oportunidad de echarme del partido", dijo Suh.

En el segundo partido de la jornada, Tony Romo tuvo una de sus actuaciones más erráticas en fechas recientes. Pero después del intermedio, que incluyó la actuación de Iglesias y Pitbull, el quarterback hizo apenas lo necesario para que los Cowboys mantuvieran viva su buena racha y se apoderaran en solitario de la punta de su división.

Romo lanzó dos pases de anotación a Laurent Robinson, y Dan Bailey convirtió un gol de campo de 28 yardas cuando el tiempo se agotaba, para dar el jueves a Dallas la victoria por 20-19 sobre los Dolphins de Miami.

Romo se sobrepuso a un par de pases interceptados en los albores del encuentro. Los Cowboys nunca lograron controlar el duelo pero tampoco estuvieron en desventaja por más de seis puntos.

Junto con DeMarco Murray, Romo encabezó una ofensiva eficiente que antecedió al gol de campo de Bailey, quien decidió por cuarta vez en la campaña un encuentro en los últimos dos minutos o en la prórroga.

De hecho, fue la segunda vez en cinco días que el pateador puso fin a un partido con un gol de campo.

"Simplemente estamos encontrando formas de ganar", dijo Romo.

Dallas (7-4) enhebró su cuarta victoria seguida y se apoderó en solitario de primer lugar de la División Este de la Conferencia Nacional, medio partido arriba de los Giants de Nueva York, que visitarán el lunes a Nueva Orleáns.

"No hay un favorito" para ser líder divisional, consideró Terence Newman, cornerback de los Cowboys. "Sabremos lo que ocurre al final de la temporada. Sólo tenemos que seguir jugando bien y sumando victorias".

Miami (3-8) se puso arriba por 19-17 con 7:14 minutos por jugarse. No anotó en su última ofensiva y ello marcó la diferencia.

Y por la noche, los Ravens de Baltimore capturaron nueve veces a Alex Smith y vencieron 16-6 a los 49ers de San Francisco, con lo que John Harbaugh se llevó un emotivo triunfo, en el primer duelo en la historia de la NFL entre dos hermanos que entrenan a equipos rivales.

"A los 49ers y a mi hermano no puedo expresarles con palabras lo orgulloso que estoy de él y del trabajo que ha hecho para construir ese equipo de fútbol" americano, dijo John acerca de su hermano Jim Harbaugh. "Eso es un equipo, por la forma en que fue construido resulta muy difícil vencerlo".

Baltimore se colocó medio juego adelante de los Steelers de Pittsburgh en la División Norte de la Conferencia Americana. San Francisco (9-2) vio cortada su racha de ocho victorias consecutivas bajo las órdenes de su entrenador Jim Harbaugh, en su campaña de debut.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.