Sin Nadal, España da ventajas, pero Argentina no se fía

MAR DEL PLATA, Argentina(AP). España lo lamenta, pero Argentina no lo celebra.

Rafael Nadal, el tenista número 1 del mundo, será el gran ausente en la final de la Copa Davis entre España y Argentina, ya que se quedó en casa por una tendinitis en su rodilla derecha para la serie que se jugará desde el viernes hasta el domingo en la ciudad de Mar del Plata.

Fue la peor noticia que pudo haber recibido el equipo español, cuya suerte quedó en manos de su reemplazante Marcel Granollers (56 en el ranking), además de David Ferrer (12), Fernando Verdasco (16) y Feliciano López (31), con la capitanía de Emilio Sánchez Vicario.

"Igual podemos dar la sorpresa", dijo Sánchez Vicario. "Somos un equipo competitivo y vamos a llegar bien alto".

Con Nadal, quien esta temporada desbancó al suizo Roger Federer tras 237 semanas de reinado, la serie pintaba bastante pareja.

Pero sin él, la balanza se inclinó para el lado de Argentina, que pretende ganar por primera vez la Ensaladera de Plata tras las dos finales que perdió en 1981 con Estados Unidos y en 2006 ante Rusia, en ambos casos como visitante.

Pero un factor que los argentinos tienen en cuenta para no cantar victoria de antemano, es que por ser favoritos toda la presión recaerá ahora sobre ellos, tal como lo entiende su jugador número uno Juan Martín del Potro.

"Esto es tan soñado por todos nosotros que a lo mejor te juegan en contra la ansiedad, el stress y los nervios", dijo Del Potro (9), quien tendrá como compañeros a David Nalbandian (11), José Acasuso (48) y Agustín Calleri (60).

"Me gustaría mantenerme al margen de lo que significa todo esto porque se vive con mucha pasión", agregó "Delpo", de 20 años, quien llegó el sábado tras ser eliminado en la antesala de las semifinales de la Copa Masters de Shanghai

La tenista argentina Gisela Dulko (51), dijo que "la serie cambia mucho al no venir Nadal, pero igualmente será una final muy difícil".

"Ambos equipos tienen tenistas del mejor nivel por lo que será una serie bastante entretenida", agregó Dulko.

Además de la baja de Nadal, Argentina tiene todo a su favor para un desenlace feliz: Eligió la superficie, la sede y es local.

Argentina acumula 13 series consecutivas invicta en el país y Nalbandian, el jugador más emblemático del equipo, sólo perdió dos de los 18 partidos que disputó en casa.

España, por su parte, fue campeón en 2000 y 2004 pero nunca pudo ganar una final como visitante, ya que cayó en 1965, 1967 y 2003, en todos los casos ante Australia.

En el historial de las 105 finales, los anfitriones ganaron 71 y de las seis últimas ediciones solo Croacia se alzó con la victoria como visitante al derrotar a Eslovaquia en 2005.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.