Nadal apunta a la Davis y el Grand Slam

MADRID (AP). Levantar la Ensaladera de Plata con propiedad y completar el Grand Slam.

Después de vencer a Roger Federer para conquistar su primer título del Abierto de Australia, Rafael Nadal no perdió tiempo en establecer sus próximos objetivos.

"Mi objetivo es la Copa Davis, que el año pasado no pude jugarla", afirmó Nadal hoy lunes en una conversación con medios españoles desde Melbourne.

Una lesión en la rodilla le impidió al número uno mundial estar presentarse en la final que el equipo español le ganó 3-1 de visita a Argentina el pasado noviembre. Fue la tercera consagración de Copa Davis para España en ocho años.

Nadal, integrante del equipo español que se coronó campeón en el 2004, aún no se ha comprometido a participar en la serie de primera ronda, entre el 6 y 8 de marzo, contra Serbia como locales en Benidorm.

"Ganarla es una ilusión que tengo este año. Es una ilusión más que un objetivo. Ahora no hay margen para la relajación", afirmó.

Nadal superó el domingo 7-5, 3-6, 7-6 (3), 3-6, 6-2 a Federer, su tercera victoria seguida contra su clásico rival en tres finales sucesivas en torneos del Grand Slam.

Fue también el sexto título de Grand Slam en su carrera, luego que el año pasado consiguió su cuarto título seguido en la arcilla de Roland Garros y el primero en el césped de Wimbledon.

La derrota impactó al suizo Federer, ya que el número dos del mundo rompió en llanto durante la presentación del trofeo tras la final del domingo.

"La entrega de premios no lo pude disfrutar mucho, pues ver a Federer en el estado en el que estaba tras perder la final te deja un poco compungido", contó Nadal.

"En ese último set, con la presión se te puede ir el partido. Creo que se le hizo una montaña mentalmente y luego bajó los brazos, pero nos puede pasar a cualquiera", añadió.

Con apenas 22 años, Nadal puede convertirse en el sexto hombre en la historia que consigue el Slam en una misma temporada, si barre con los tres grandes que faltan por disputar. Deberá revalidar sus coronas en Roland Garros y Wimbledon, además de ganar el Abierto de Estados Unidos, que ha quedado como el único esquivo hasta ahora. Nadal fue semifinalista en Flushing Meadows el año pasado.

"El Abierto de Estados Unidos es un torneo que me ha costado siempre un poco más", afirmó Nadal. "El año pasado fue una pena que llegase tan cansado, pero mi objetivo es seguir mejorando porque sólo así tendré alguna opción de completar o intentar ese último Grand Slam que me falta".

Pero Nadal advirtió sobre las dificultades de jugar en cancha dura, la superficie del Slam estadounidense.

"La pista dura es más perjudicial que la hierba o la tierra para el cuerpo", dijo Nadal. "Cada vez jugamos más en estas superficies. En mi humilde opinión, habría que cambiar esto un poco".

"Lo puedo decir ahora tras ganado un Grand Slam en pista dura. Si lo hubiera dicho antes, mucha gente podría pensar que lo hacía porque yo era un jugador de tierra", sostuvo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.