Nairo Quintana: Triunfar en ciclismo requiere más cabeza que piernas

BOGOTÁ (AFP). El colombiano Nairo Quintana, subcampeón y rey de la montaña del Tour de Francia-2013, cree que para acceder a la élite del ciclismo se requiere más cabeza que piernas y que, contrario a lo dicho por Lance Armstrong, se puede ganar sin doparse.

Quintana, quien el domingo pasado se impuso en la Vuelta a Burgos (España), dijo que "pasar de estar con los grandes a ganar" frente a ellos "ha sido difícil" y una prueba de que es necesario más que un buen rendimiento físico.

"Se debe tener bastante cabeza, más que piernas. Pero cuando tienes un equipo que te respalda todo se puede lograr, cuando ve uno a todo un país apoyando por las redes sociales, los medios, uno se inspira más", señaló el 'escarabajo', de 23 años, en una rueda de prensa en Bogotá.

El ciclista lanzó un dardo al estadounidense Armstrong por su afirmación -matizada luego- de que era imposible ganar el Tour sin doparse.

"Pienso que era imposible para él. Ahora casi el ciento por ciento del pelotón profesional son ciclistas limpios, cada vez se nota más", aseguró.

Armstrong ganó siete veces el Tour, pero se le retiraron los títulos por evidencias de dopaje que admitió luego.

Quintana, quien el martes fue recibido como héroe al regresar a Colombia obteniendo la máxima condecoración oficial, finalizó segundo en la centésima edición del Tour por detrás del británico Chris Froome, y se alzó además con los títulos de mejor escalador y joven de la competencia.

Campeón del Tour de l'Avenir-2010, el cafetero manifestó que nunca imaginó que las victorias fueran a llegar tan rápido.

"Hace solo ocho años estaba aprendiendo a correr en bicicleta. Los pasos han sido con mucho esfuerzo y sacrificio, pero la vida me ha sonreído y espero seguir mejorando", agregó el pedalista del Movistar.

La 'perla de Boyacá', un menudo corredor de 1,67 metros de altura y 56 kg de peso, evocó con emoción su triunfo el pasado 20 de julio en la penúltima etapa de la Grande Boucle, que lo elevó al podio.

"Ese sufrimiento lo viví pensando en mi equipo, en mi familia, en mi país que conmemoraba ese día su independencia", relató Quintana, quien inició el Tour como gregario del español Alejandro Valverde y tomó las riendas en la última semana.

Con sus logros en la legendaria carrera, el 'escarabajo' se consagró como sucesor del Luis Herrera, vencedor de tres etapas en la prueba francesa (incluyendo Alpe D'Huez y Avoriaz), además de lograr el 'maillot' de mejor escalador en dos ocasiones (1985 y 1987) y la Vuelta a España en 1987.

También superó la mejor clasificación histórica de un colombiano en el Tour, hasta ahora en manos de Fabio Parra, tercero en 1988.

Herrera y Parra asistieron el martes al homenaje en el palacio presidencial, para alegría de Quintana, quien los considera sus "héroes".

"La aparición de Nairo es una bendición, detrás hay un grandísimo esfuerzo que sirve para poner este trabajo en valor", declaró en la misma conferencia el manager general del Movistar, Eusebio Unzué.

Tras nuevos honores en su natal provincia de Boyacá, en el centro andino y cantera de pedalistas, el colombiano retomará este jueves los entrenamientos de cara a los Mundiales de ciclismo en ruta que se disputarán en Florencia (Italia) del 21 al 29 de septiembre.

"Los colombianos tenemos una buena oportunidad allí y no debemos desaprovecharla", sostuvo Quintana, quien no correrá la Vuelta a España pero sí la Vuelta a Inglaterra, antes de los Mundiales.

Derrochando humildad, el ciclista afirma que está listo para convertirse en el capo de su escuadra, pero no ahorra elogios para Valverde a quien cuenta entre sus ídolos.

Nairo "es un crío en fase de maduración y debemos mantener la calma porque no es conveniente precipitarnos", indicó el manager ante esa posibilidad.

Pero Quintana, quien aconseja a los jóvenes ser obedientes, asegura que seguirá trabajando para escalar más alto y algún día "ya no regalarle un podio a Colombia, sino el título del Tour".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida