Nivel de contaminación preocupa a Comité Olímpico

PEKÍN (AFP) - Los niveles de contaminación de Pekín batieron un récord, tan sólo 73 días antes de los Juegos Olímpicos, que arrancarán el 8 de agosto, y las autoridades advirtieron a los ciudadanos con problemas respiratorios de que no salieran a la calle.

"Las personas sensibles deberían evitar salir a la calle", dijo en su página web el departamento de Protección Ambiental, anunciando que la calidad del aire se encontraba en el nivel "de riesgo" cinco, que es el grado más alto.

La contaminación se debe a partículas suspendidas en el aire que se atribuyen a la combustión de carbón y los gases liberados por los vehículos. Las autoridades atribyeron esta vez la mala calidad del aire a las tormentas de arena que se producen cada primavera en el país vecino Mongolia y en la región china de Mongolia Interior, que hicieron volar miles de toneladas de polvo hacia Pekín. "Es la cuarta tormenta de la estación y los niveles de contaminación atmosférica han sido los mismos, sólo que esta vez el efecto ha durado más tiempo", dijo un funcionario que pidió el anonimato.

Pekín es en el mundo una de las ciudades que peor calidad del aire tiene de manera habitual, según constataciones de la ONU o del Banco Mundial (BM). El aumento de vehículos, la contaminación industrial y los vendavales de polvo son algunos de los motivos.

China asegura haber gastado 16.000 millones de dólares durante la última década para mejorar la calidad ambiental implantando medidas como alejar fábricas contaminantes de la capital o imponer tasas para los coches.

Las autoridades dijeron que el año pasado la ciudad consiguió su objetivo de tener 245 "días de cielo azul", o días en los que había sólo contaminación lumínica, comparado con los apenas 100 días en 1998.

Sin embargo, la contaminación ambiental es una gran preocupación para el Comité Olímpico Internacional (COI). El presidente del COI, Jacques Rogge, dijo el año pasado que las pruebas de resistencia como el maratón podrían ser aplazados o cancelados para velar por la salud de los atletas durante los JO de Pekín, que concluirán el 24 de agosto.

Para evitar esta incómoda situación, Pekín pretende prohibir casi la mitad de la circulación vehicular -actualmente circulan tres millones de vehículos-, y detener la producción de las fábricas más contaminantes durante los JO. Las ciudades y provincias vecinas también participarán en la lucha contra la contaminación tomando medidas similares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.