Ordena retiro de medallas a atletas de Perú y Bolivia

MEDELLIN ( AFP). La Organización Deportiva Suramericana (Odesur) decidió el sábado sancionar a las atletas Karina Villazana, de Perú, y Ana Sánchez, de Bolivia, con el retiro de las preseas que ganaron en los Juegos de Medellín-2010 por violaciones a las reglas de dopaje, indicó el organizador del torneo.

" El Comité Ejecutivo de Odesur decidió hoy sancionar (a ambas deportistas) con (la) exclusión de los IX Juegos Deportivos, y consecuentemente la retirada de sus medallas", señaló el organizador en un comunicado.

Precisó que Villazana, quien obtuvo dos medallas (oro y plata), dio positivo por cocaína y Sánchez, con una de bronce, por nandrolona.

Estos son los primeros casos de dopaje confirmados por la Organización Deportiva Suramericana (Odesur) en el certamen de Medellín, que empezó el 17 de marzo y concluirá el próximo martes.

Villazana logró oro en los 10,000 m y plata en los 5,000 m del atletismo de los Odesur, mientras que Sánchez obtuvo la de bronce con el equipo boliviano de revelos 4x400 m, el cual también quedó descalificado.

En esos casos, las medallas en los 10,000 m pasan a la peruana Iony Ninahuaman (oro), a la colombiana Aura Rojas (plata) y a la brasileña Ana Brandao (bronce), y en los 5,000 m a la misma Rojas (plata) y a la peruana Charo Quinto (bronce), según el organizador.

Con el retiro del galardón a Sánchez, la presea de bronce en los relevos 4x400 m mujeres fue adjudicada a Argentina.

" La presente nota se envía además a los jefes de misión y a los Comités Olímpicos Suramericanos, asímismo a la Federación Internacional de Atletismo (IAAF)", anotó el comunicado.

Añadió que " en consecuencia de lo anterior, el jefe de misión de cada país debe devolver la medalla y el diploma otorgados por la Organización".

Previamente en La Paz, la Federación Boliviana de Atletismo señaló que Sánchez dio positivo por nandrolona en el control antidopaje.

" Es un caso triste para ella y nosotros. Descargó qué medicamento tomó ante las autoridades pertinentes (...), esperamos que salga bien parada", dijo por su parte en Medellín el viceministro de Deportes, Miguel Rimba.

La delegación de Bolivia en los Juegos Odesur también se ha visto empañada por un presunto acto de indisciplina.

El presidente de la Federación de Tenis de Mesa, Alvaro Paz, y los deportistas de la misma disciplina Alexander Hernández y Gabriel Calvo fueron echados de la concentración boliviana debido a que llegaron a la Villa Olímpica en estado de ebriedad acompañados de dos mujeres, según el diario boliviano La Razón.

Empero la jefa de la misión de Bolivia, Norma Herbas, negó el hecho. " Acá todo está normal, no ha habido ningún escándalo por indisciplina y los miembros de la delegación siguen con sus entrenamientos y competencias", dijo la dirigente a la AFP el miércoles.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.