Packers despiden la temporada ante sus aficionados

GREEN BAY, Wisconsin, EU ( AP). Los Packers de Green Bay aprovecharon una última oportunidad para despedirse de sus aficionados y entre sí.

El martes fue el último día dedicado a festejar públicamente su obtención del Super Bowl, y lo hicieron con estilo frente a más de 56.000 aficionados que pagaron cinco dólares para pasar una última hora con su equipo por primera vez en 36 días.

La última vez que los Packers estuvieron en el Lambeau Field superaron a Chicago, rival de su división, en un partido que estaban obligados a ganar y que los impulsó hasta la obtención del campeonato, gira que terminó con el regreso del trofeo Lombardi a Titletown tras 14 años con una victoria de 31-25 el domingo sobre los Steelers de Pittsburgh.

En los vestidores casi todo había sido retirado, y solamente había un amplio grupo de jugadores solicitando sus camisetas que utilizaron en el partido por el campeonato y las placas honorarias de sus casilleros por haber ganado el Super Bowl, para luego marcharse a su casa.

" Es una sensación formidable, voy a albergar este momento el resto de mi vida", dijo el safety Nick Collins, que devolvió una intercepción a los Steelers para touchdown. " Ha sido una aventura de altibajos, arriba y abajo, pero nuestros aficionados siempre estuvieron con nosotros y pudimos regresar el trofeo a donde pertenecía: Titletown".

Los jugadores dieron la vuelta de la victoria al estadio con el trofeo, el cual será colocado junto a las otras preseas del campeonato de la NFL que la franquicia ha ganado desde 1929.

" Fue una experiencia maravillosa", afirmó el gerente general Ted Thompson. " A todos les atañó ganar esta cosa y vaya que es extraordinario lo que estos jóvenes hicieron".

Entre los jugadores presentes hay varios con un futuro incierto en el equipo al que Thompson le ha dado sólidos fundamentos con selecciones del draft.

Cuando comience la agencia libre, Green Bay tendrá interrogantes.

" Allí es donde comenzó mi aventura y donde posiblemente termine, pero les dije que comprendo que en esto hay un ángulo de negocios", dijo el defensivo Cullen Jenkins, quien no ha sido recontratado para la próxima temporada.

Ante sus aficionados en el Lambeau Field, varios jugadores hicieron breves declaraciones. Luego le llegó el turno al quarterback Aaron Rodgers, y lució como lo hizo en toda la campaña con actuaciones que lo elevaron hasta la elite de la NFL.

Se le escuchaba cansado y ronco en el clima helado, pero le ofreció a sus seguidores una cosa más antes de irse: su " cinturón del título".

" Sólo quiero que sepan, para el próximo año ustedes pueden robarse mi cinto de celebración porque somos los campeones del mundo. Pongan eso donde quieran", dijo Rodgers, el Jugador Más Valioso de la NFL, con una amplia sonrisa. " Ha sido un recorrido grandioso".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.