Panam: De madre y padres atletas, nacen unos hijos de oro

GUADALAJARA, México (AP). La gloria que no alcanzaron sus padres cuando eran atletas, la saborearon ellos: los guatemaltecos Jamy Franco y Erick Barrondo embolsaron medallas de oro en las marchas de 20 kilómetros de mujeres y hombres el domingo en los Juegos Panamericanos.

Franco se impuso con nueva marca panamericana, mientras que Barrondo lo hizo tras relegar a los principales favoritos, el colombiano Luis López, medalla de bronce, y el mexicano Eder Sánchez, quien finalizó sexto.

"Este triunfo lleva un agradecimiento especial a mi madre, quien me inició en esto", dijo Franco. "Ella me orienta en mi vida y en todo".

Franco, de 20 años, dijo que su madre Evelyn Rosmari Nuñez corría en el maratón y que tras una lesión se dedicó a la caminata hasta que se retiró en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, dos años después de ganar la medalla de plata en la marcha de los 20 kilómetros de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Cuando Evelyn competía en maratón, ello no llamaba la atención de Franco. Pero luego sí en la marcha.

"¡Madre, qué deporte tan raro que practicas!", recordó Franco haberle comentado a su progenitora. "Pero luego la marcha empezó a gustarme, me vieron condiciones y me volqué a ella con pasión".

Desde entonces, la aspiración de Franco era embolsar el oro en un panamericano y quebrar el récord. Además, la marchista le dio a Guatemala la primera presea de oro entre las mujeres en la historia del atletismo panamericano.

"Mejorar el récord panamericano era una de mis locuras y por suerte se me dio", dijo Franco, que con un tiempo de 1 hora, 32 minutos, 38 segundos rompió la marca panamericana que ostentaba la mexicana Graciela Mendoza desde los juegos de Winnipeg 1999.

"Este era uno de mis sueños; desde pequeña le decía a mi madre 'quiero ganar un panamericano' y por suerte se me dio", agregó la guatemalteca, quien fue seguida por su compatriota Mirna Ortiz, con 1:33:37. Ingrid Hernández, de Colombia, alcanzó el bronce, con un registro de 1:34:06.

Parecido a Franco es el caso de Barrondo, aunque en este caso la influencia provino de sus padres Leticia y Bernardo, que dejaron de correr hace unos años como fondistas aunque su padre aún se entrev6era en competencias para veteranos, según comentó su hijo a The Associated Press.

"Gracias a mis padres comencé a correr con ellos y al principio fui mediofondista", recordó Barrondo, de 20 años. "Una vez me lesioné y Jorge Coy (su primer entrenador) me puso a marchar para recuperarme".

"Al principio no me fue bien, y hasta llegué a llorar cuando me fue mal en una competencia, pero luego mejoré y me sentí a gusto", destacó Barrondo. "'Esto es lo mío', me dije, y aquí estoy".

"¿Qué bendición de Dios, no? Una bendición tan grande", dijo Barrondo tras la prueba que ganó en 1 hora, 21 minutos, 51 segundos, seguido por los colombianos James Rendón y Luis Fernando López, que se quedaron con la plata y el bronce respectivamente.

"Tengo pegado en el corazón los colores azul y blanco", destacó Barrondo aludiendo a los colores de la bandera de Guatemala. "Hoy quedó demostrado que cualquier atleta de mi país le puede dar pelea a los mejores del planeta".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.