Panthers aplastan a Broncos y dedican triunfo a su dueño

CHARLOTTE, Carolina del Norte (AP). Cuando el propietario de los Panthers de Carolina, Jerry Richardson, se enteró la semana pasada de que necesitaba un trasplante de corazón, el entrenador del equipo, John Fox, preguntó a su jefe qué podían hacer los jugadores para ayudar.

La respuesta fue: ya lo están haciendo.

Fox transmitió el mensaje, y sus jugadores continuaron el domingo su buen trabajo _frente a su jefe enfermo_ aplastando por 30-10 a los Broncos de Denver.

Mientras espera un corazón donado, Richardson salió del hospital, se sentó en su lugar acostumbrado de su suite en la zona de anotación, y miró a los Panthers (11-3) asegurar al menos un empate por el título de la División Sur de la Conferencia Nacional.

Los vio mejorar su marca en casa a un récord de 8-0 y evitar que los Broncos (8-6) aseguraran el campeonato de la División Oeste de la Conferencia Americana.

"Eso es lo que queremos hacer por él: seguir ganando juegos y tratar de traerle algo especial", dijo el defensive end Julius Peppers.

Los jugadores no sabían que Richardson _primer ex jugador de la NFL que es propietario de un equipo desde George Halas_ estaba en el partido hasta que fue mostrado en la pantalla gigante en la segunda mitad.

"Yo era una de las personas que estaba aplaudiendo fuera del terreno de juego porque no sabía que él estaba aquí", dijo el corredor DeAngelo Williams.

"Creí ver que se le caía su frazada, y que su esposa la jalaba hacia arriba. Eso fue algo lindo. Verlo allá arriba, después de todo lo que ha pasado, sencillamente muestra su dedicación al equipo. No es simplemente un propietario: es un amigo y es familia", agregó.

Richardson vio al sobresaliente Williams tener otro gran día, incluida una carrera de 56 yardas para anotación en la primera posesión de Carolina en la segunda mitad.

Steve Smith quemó al cornerback novato de los Broncos Josh Barrett atrapando nueve pases para una ganancia de 165 yardas y una anotación, y la defensiva de los Panthers contuvo al mariscal de campo Jay Cutler y a la segunda ofensiva más productiva de la liga.

"Ellos nos presionaron un poco más", comentó Cutler, quien lanzó para un avance de 172 yardas y un touchdown, y tuvo suerte de sólo sufrir una intercepción. "No pudimos correr con el balón tan bien como queríamos", señaló.

En la División Este de la Conferencia Americana, la situación terminó el domingo tal como había empezado, apretadísima.

Los Patriots, los Dolphins y los Jets están empatados. Los tres ganaron el domingo, pero en circunstancias muy distintas.

Para los Patriots, su triunfo tuvo una fuerte carga emotiva, al igual que para los Panthers.

Nueva Inglaterra aplastó por 49-26 a los Raiders de Oakland, con una actuación superlativa de su quarterback Matt Cassel, apenas seis días después de la muerte de su padre, Greg.

A Randy Moss, el triunfo le supo quizás a revancha.

Moss señaló a su nombre en la espalda del uniforme después de cada recepción para touchdown, como si necesitara presentarse a los aficionados, quienes rara vez vieron ese tipo de actuación en sus dos temporadas en Oakland.

Moss atrapó cuatro pases de Cassel para anotación _una marca en la carrera del mariscal de campo_, en el primer partido contra los Raiders desde que el receptor fue cambiado a Nueva Inglaterra la temporada pasada.

Cassel dejó al equipo brevemente durante la semana para estar con su familia, pero lució afinado el domingo.

"El se mostró sumamente profesional esta semana", dijo Vince Wilfork, integrante de la línea defensiva. "Pudo haber dicho: 'Voy a encargarme de mi problema', pero jugó, y ello demuestra el compromiso que él tiene con el equipo. El jugar con algo así en el corazón es muy difícil. Yo le agradezco el haber jugado pese a esto".

Nueva Inglaterra, Miami, y Nueva York tienen una foja idéntica de 9-5.

Pero sin importar cuál de ellos se corone en la división o avance en la temporada, los Dolphins han rebasado por mucho las expectativas que se tenían sobre ellos en esta campaña.

El domingo, los Dolphins tuvieron el balón durante menos de 22 minutos, pero no permitieron un solo touchdown de sus rivales por tercer encuentro consecutivo, para derrotar por 14-9 a los 49ers de San Francisco.

En cambio, los Jets ganaron de milagro.

La defensiva de los Nueva York fue maltratada durante todo el partido por los Bills de Buffalo, pero un golpe fuerte y un rebote favorable mantuvo a los Jets en control de su destino hacia la postemporada, gracias a un triunfo por 31-27.

Abram Elam capturó al mariscal de campo J. P. Losman provocado un balón suelto que recogió Shaun Ellis y lo llevó 11 yardas hasta la zona de anotación cuando quedaban menos de dos minutos de juego.

En la sorpresa de la jornada, los Texans de Houston superaron por 13-12 a los Titans de Tenesí, y en un duelo de férreas defensivas, los Steelers de Pittsburgh remontaron al final para imponerse 13-9 a los Ravens de Baltimore.

En otros partidos, los Seahawks de Seattle vencieron por 23-20 a los Rams de San Luis; los Falcons de Atlanta superaron 13-10 a los Buccaneers de Tampa Bay en tiempo extra; los Colts de Indianápolis ganaron 31-21 a los Lions de Detroit; los Chargers de San Diego derrotaron 22-21 a los Chiefs de Kansas City, y los Bengals de Cincinnati sorprendieron al doblegar 20-12 a los Redskins de Washington.

Además, los Jaguars de Jacksonville ganaron por 20-16 a los Packers de Green Bay; los Vikings de Minnesota aplastaron 35-14 a los Cardinals de Arizona.

Por la noche, los Cowboys de Dallas vencieron 20-8 a los Giants de Nueva York y mantuvieron viva la esperanza de llegar a los playoffs.

La jornada comenzó el jueves, cuando los Bears de Chicago superaron por 27-24 a los Saints de Nueva Orleáns, y concluirá el lunes, con el duelo entre los Browns de Cleveland y los Eagles de Filadelfia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.