Phelps logra tercer oro y EU afirma dominio en natación

PEKIN (AFP) - Michael Phelps logró hoy martes, su tercer oro en Pekín-2008 con un nuevo récord mundial en la final masculina de 200 m libre (1:42.96), y sigue camino de la marca de ocho oros en unos Juegos Olímpicos, tras una jornada de natación en que su país ganó tres de cuatro finales.

Phelps rebajó su anterior marca mundial de la especialidad (1:43.86), superando al surcoreano Park Taehwan, que fue plata con 1:44.85, y al estadounidense Peter Vanderkaay, bronce con 1:45.14.

"Sólo quería estar en la punta, lo que logré hacia los 100 m, esa era mi meta", dijo Phelps poco después.

"Estaba en aguas abiertas y en el medio, lo que hace difícil que los demás puedan verme. Sabía que Park tendría unos 50m finales muy fuertes, así que tuve que mantenerme concentrado", añadió.

El "kid de Baltimore" continúa con esta victoria su carrera hacia los ocho oros en Pekín, después de haber ganado los 400 metros estilos el domingo y el relevo 4x100m libre el lunes, ambos también con récords mundiales.

Al oro del astro estadounidense de las piscinas se sumó el de su compatriota Aaron Peirsol en los 100 metros espalda, distancia en la que ya fue campeón en Atenas-2004. En la final batió también el récord mundial, con un tiempo de 52.54, por delante de su compatriota Matt Grevers, plata.

El ruso Arkady Vyatchanin, plusmarquista europeo, y el australiano Hayden Stoeckekl, ambos con un tiempo de 53.18, se llevaron sendas medallas de bronce.

"Me vi un poco sorprendido y un poco aliviado, uno no se siente así todos los días y nunca se acostumbra a ello", dijo Peirsol, que corrió la final por el carril seis.

"Lo mejor fue tener a Matt (Grevers) detrás, siempre quisimos el uno-dos", añadió.

Para Grevers, esta es su segunda medalla en Pekín-2008 después del oro en relevos 4x100m libres, que ganó tras participar en las series el domingo.

Después, la también estadounidense Natalie Coughlin se impuso en la final de 100 m espalda en 58.96, delante de la zimbabuense Kirsty Conventry, que fue plata, y de la también estadounidense Margaret Hoelzer, bronce.

La estadounidense ganó sin recuperar el récord mundial de la especialidad que la zimbabuense le arrebató el lunes en las series clasificatorias poniendo la nueva marca planetaria en 58.77.

"Todavía no me lo puedo creer, cuando vi el reloj pensé que había cometido un error y sólo me di cuenta de que había ganado cuando vi el uno junto a mi nombre", dijo Coughlin.

"Es un gran sentimiento, estoy muy feliz", afirmó la estadounidense, quien revalidó su título conseguido en Atenas hace cuatro años.

Couhglin, campeona del mundo en 2007 de la especialidad, competirá más tarde en las semifinales de los 200 m estilos en el "cubo de agua" de Pekín.

La francesa Laure Manaudou, bronce en Atenas-2004, terminó en la séptima posición de esta final, su segundo revés tras el octavo puesto cosechado el lunes en su defensa del título de 400 metros libres.

Completó el palmarés de las cuatro finales del día la australiana Leisel Jones, al colgarse la medalla de oro de 100 metros braza, establecido con un tiempo de 1:05:17/100 un nuevo récord olímpico de la especialidad, rebajando el anterior (1:05.64), que también poseía.

"Estoy encantada, poco me importa el tiempo, un oro olímpico es un oro olímpico, el tiempo, la carrera, nada de eso importa, sólo se trata del oro", dijo Jones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.