Phelps asombra con un fantástico debut en olimpiadas

BEIJING (AP). El Cubo de Agua que alberga a la natación olímpica casi se evapora por el calor de los aplausos que saludaron a Michael Phelps, cuando demolió un récord olímpico en su eliminatoria de los 400 metros combinados.

Fue un sábado donde no hubo ninguna medalla en juego y por eso no se esperaba nada demasiado llamativo.

Pero Phelps arrancó con todo y dejó en claro que se encamina en forma decidida a ganar ocho medallas de oro cuando superó por 1.44 segundos a sus rivales y también estableció un tiempo de 4 minutos y 7.82 segundos, 44 centésimas, con lo cual destrozó el registro con el que se llevó la medalla olímpica de oro en Atenas 2004.

"Estoy bastante sorprendido. No me imaginé que iba a bajarlo", declaró Phelps sobre el récord olímpico. "Me lo esperaba más para la final".

El húngaro Laszlo Cseh, bronce en Atenas, marcó el segundo mejor tiempo con 4:09.26 y el tercero fue el italiano Luca Marin con 4:10.22.

Los cerca de 17,000 espectadores aplaudieron y ovacionaron a rabiar a Phelps, al que ya le habían dado muestras de simpatía, cuando se anunció que su tiempo había sido récord olímpico.

Para la final del domingo, el brasileño Thiago Pereira se clasificó octavo con 4:11.74.

"Phelps es un monstruo, pero yo estoy muy bien entrenado y con gran confianza", dijo el actual campeón panamericano.

Katie Hoff, por su parte, que el igual que Phelps se clasificó en cinco pruebas individuales, abrió su ambicioso calendario como el segundo tiempo más rápido en la clasificación, detrás de Elizabeth Beisel, su compañera del equipo de Estados Unidos.

Hoff marcó 4:34.63, apenas ocho centésimas de segundos más que Beisel, en los 400 metros combinados en los que la argentina Georgina Bardach resultó eliminada.

Bardach, una de las cartas de triunfo de Argentina para subir al podio, dijo que sintió "mucha vergüenza" por su decepcionante actuación.

Medallista de bronce en Atenas, Bardach dijo que "fue la peor prueba de mi carrera", luego de terminar penúltima en las eliminatorias sobre 37 participantes con un tiempo de 5:00.87.

China, por su parte, empezó a mostrar sus uñas en las eliminatorias de la prueba de 4x100 que ganó superando a Alemania, Estados Unidos y Holanda, en ese orden.

"Vamos por el oro sin ninguna duda", dijo la china Yi Tang, integrante de la cuarteta que hizo poner de pie a todo el estadio. Brasil resultó eliminado en el 13er lugar.

En los 100 metros mariposa, la austríaca Jessicah Schipper se lució al ganar la eliminatoria con 57.58 por sobre su escolta estadounidense Christine Mangnuson.

En esta prueba, la uruguaya Antonella Scanavino quedó penúltima y en parte atribuyó esa posición a que se zambulló a la piscina con una malla holgada.

"La malla me quedó grande y me entró agua en el cuerpo", dijo Scanavino, de apenas 15 años.

Scanavino marcó 1.04.28, lejos de su tiempo de clasificación de 1.03.37.

"Ahora debo seguir entrenando y tomar más experiencia para los próximos juegos, en los que allí si apuntaré a algo más que participar", dijo la uruguaya.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.