Phillips resurge en el salto en largo con un 4to título mundial

DAEGU (AFP). El estadounidense Dwight Phillips, que parecía llegar en baja forma al Mundial de atletismo de Daegu, resurgió de sus cenizas y consiguió un cuarto título en la prueba de salto en largo, con 8,45 metros, sumando el oro a los de 2003, 2005 y 2009.

Por detrás quedó el hombre que había sido la gran sensación del año, el australiano Mitchell Watt, plata con 8,33 metros, y el zimbabuense Ngonidzashe Makusha (8,29 metros) se conformó con la medalla de bronce.

"Me siento muy honrado por haber competido con los mejores y ganar mi cuarto título mundial. Esto significa mucho para mí, esta noche estoy siguiendo los pasos de Carl Lewis y Bob Beamon", dijo el saltador estadounidense.

"Esta medalla es la más importante de mis cuatro oros porque este año había muchos rivales", afirmó.

Phillips llegaba invitado como campeón a este Mundial, en un año donde había estado alejado de su mejor nivel y en el que sólo tenía un discreto 8,07 como mejor marca personal este año, muy lejos de la mejor marca de la temporada, que estaba en poder de Watt (8,54 metros).

Pero el saltador norteamericano, de 34 años, hizo gala de su oficio y empezó dominando la prueba ya desde el principio, siendo el que más lejos llegó en su primer intento (8,31 metros), una distancia que amplió en el segundo hasta sus 8,45 metros, que ya le sirvieron para subir a lo más alto del podio.

Watt llegó a 8,33 metros en la segunda tanda de saltos, que terminó siendo su marca, insuficiente para conseguir el ansiado oro. Tras la final, se quejó de una lesión en un gemelo, que en su opinión le hizo rendir a un menor nivel.

"Desde hace uno o dos meses venía diciendo que iba a buscar la medalla de oro, así que me he quedado decepcionado. Ya en el calentamiento empecé a sentir dolor en el gemelo", explicó el australiano.

El salto en largo del Mundial de Daegu-2011 había quedado el jueves sin el vigente campeón olímpico de la disciplina y campeón mundial en Osaka-2007, el panameño Irving Saladino, que no había superado las clasificaciones al encadenar dos nulos y un salto demasiado corto, de 7,84 metros.

Saladino había llegado al Mundial con la segunda mejor marca de la temporada (8,40 metros), igualado con Ngonidzashe Makusha, que sí cumplió y pudo llevarse una medalla, la primera para Zimbabue en este Mundial.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.