Del Potro quiere disfrutar su triunfo ante Nadal

CAYO VIZCAINO, Florida (AP). Juan Martín del Potro está de fiesta, aunque admite que tiene poco tiempo para disfrutarla.

Ayer jueves triunfó por primera vez ante Rafael Nadal y unas horas antes también se enteró de que pasará a ocupar la posición número cinco del ranking mundial a partir de la próxima semana.

En un partido que mantuvo en vilo a los espectadores durante tres horas, el argentino superó 6-4, 3-6, 7-6 (3) al número uno del mundo en los cuartos de final del Masters de Miami y acabó así con las aspiraciones del español de llegar a la final.

"Estoy tranquilo. Ayer a la noche me enteré que quedaba número cinco", expresó Del Potro en una breve rueda de prensa que ofreció tras su victoria. "Lo mío es a base de trabajo, y haciéndole caso a mi entrenador y al entrenador físico ... los objetivos llegan", consideró el tenista, visiblemente cansado tras el partido que se jugó en gran parte bajo un intenso calor.

Del Potro, que había perdido en cuatro ocasiones anteriores ante Nadal, dijo que quizá cuando regrese a Buenos Aires disfrutará del buen momento deportivo que está pasando, ya que le quedaban pocas horas hasta su próximo encuentro del viernes en las semifinales.

Allí enfrentará al ganador del último partido de cuartos de final entre el británico Andy Murray y el español Fernando Verdasco.

"Me enteré que juego mañana y quiero disfrutar un poquito", expresó Del Potro, y luego dijo que iba a cenar y a descansar temprano para levantarse el viernes a analizar cómo jugará ante su rival en las semifinales.

Refiriéndose al encuentro con Nadal, señaló: "Jugué bien todo el partido, quizá bajé un poquito en el segundo set, pero después mejoré. Quizás es el mejor partido de mi carrera".

"Para mí me salió todo bien y lo planteé de la forma que me convenía", manifestó el tenista de 20 años, y explicó que cuando en el tercer set estaba abajo 3-0 se propuso "seguir, seguir hasta el final".

"Y cuando ya estaba 3-2 abajo me prendí ... tenía mi chance y no podía dejarla pasar. Me las tenía que jugar", sostuvo.

Consideró además que seguramente le tocará jugar "muchas veces más con Nadal y no son rivalidades" porque ambos mantienen una buena relación.

Durante gran parte del encuentro se vivió una especie de rivalidad entre las fanaticadas de una y otra parte, aunque la que apoyaba al argentino se destacaba con sus cánticos a viva voz de "del Poo, del Poo", y "vamos Juan" al tiempo que agitaba banderas y camisetas celestes y blancas.

Esa fanaticada hizo sentir a Del Potro como si estuviera en su país.

Había "muchos argentinos y latinos. Me ayudaron mucho" para ganar, respondió el sudamericano en inglés tras el partido, cuando los periodistas le preguntaron si se había sentido como en Buenos Aires.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.