Reajuste de prisa y corriendo para proteger llama olímpica

HONG KONG (AFP) - La seguridad se ha convertido en un quebradero de cabeza para las naciones asiáticas que acogerán el paso de la llama olímpica a partir de esta semana, obligadas a reforzar el despliegue policial y modificar recorridos para evitar el caos que marcó su periplo por ciudades como París y Londres.

Las protestas protibetanas y de defensores de los derechos humanos que alteraron y enturbiaron la imagen de China como anfitriona de los Juegos Olímpicos ha llevado incluso a algunos países a preparar el recibimiento de la llama como si se tratara de un jefe de Estado, como en Pakistán.

El periplo de la antorcha ha estado acompañado por los disturbios y la controversia desde la ceremonia de inauguración el 24 de marzo en Olimpia (Grecia), debido a la represión de las autoridades chinas sobre las revueltas en Tíbet, que habían estallado dos semanas antes.

Londres, París y San Francisco (EEUU) fueron escenario de protestas de activistas que han visto en la celebración de los Juegos de Pekín una oportunidad única para denunciar ante el mundo al régimen comunista, por los atropellos contra los derechos humanos.

Vuelven las manifestaciones Pro-Tibet en Nepal (00:01:22)Después de sus tres últimas etapas por Buenos Aires, Tanzania y Omán, la antorcha llegará el miércoles a Islamabad, antes de continuar por Nueva Delhi, Bangkok, Kuala Lumpur, Yakarta, Canberra, Nagano (Japón), Seúl, Pyongyang y Ciudad Ho Chi Minh (Vietnam).

Posteriormente, recorrerá Hong Kong y Macao, dos regiones administrativas chinas, y finalizará con un largo periplo por China continental, incluido el Tíbet y el monte Everest, antes de la ceremonia de inauguración en Pekín, el 8 de agosto.

En Pakistán, país donde reina la inestabilidad y la violencia, se "han tomado todas las medidas para garantizar la seguridad", declaró el lunes en Pekín el presidente paquistaní, Pervez Musharraf.

El trayecto ha sido modificado, puesto que la antorcha, en vez de pasearse por las calles de Islamabad, se verá confinada en un estadio, donde se ha preparado un acto oficial para la ocasión.

En Nueva Delhi se bloqueará el acceso a la larga avenida que une el palacio presidencial con el famoso India Gate al paso el jueves de los relevistas.

Comandos de una unidad de élite antiterrorista, fuerzas paramilitares y miles de policías se desplegarán para proteger la llama, que recorrerá tres kilómetros en vez de los nueve previstos inicialmente, según la prensa india.

En Bangkok, el Comité Olímpico tailandés no ha modificado por el momento la ruta prevista para el 19 de abril, pero señaló que tiene preparado un plan alternativo en caso de protestas.

En Malasia, las autoridades olímpicas admitieron que temen la llegada de "agitadores profesionales extranjeros" para el trayecto del 21 de abril en Kuala Lumpur, pero por el momento, no prevén modificar el programa.

No ocurre lo mismo en Yakarta, donde las autoridades abandonaron la idea de llevar la antorcha el día 22 desde el norte hasta el oeste de la extensa capital indonesia, donde ya se han producido varias protestas contra China.

La preocupación también es palpable en Australia, donde las autoridades guardarán en secreto el recorrido de la llama, que ha sido modificado, hasta 48 horas antes de su llegada, el 23 de abril.

En Nagano, adonde llegará tres días más tarde, las autoridades japonesas anularon el concierto de clausura del relevo nipón en el estadio olímpico.

Los surcoreanos ultiman por su parte el dispositivo de seguridad para el día 27, pero sus planes estarán sujetos a la "flexibilidad".

En cambio, no se esperan protestas al día siguiente en Pyongyang, capital de Corea del Norte, cuyo rígido régimen comunista tiene en China a uno de sus pocos amigos en el mundo.

Tampoco debe haber incidentes el día 29 en Vietnam, donde el gobierno tolera difícilmente las protestas callejeras.

En Hong Kong, las autoridades se han reservado la posibilidad de alterar el recorrido el 2 de mayo, así como en Macao, puesto que en ambos territorios la ley permite las manifestaciones, a diferencia de lo que ocurre en el resto de China.

En Hong Kong, la ex colonia británica resttituida a China en 1997, existe un fuerte movimiento prodemocrático.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.