Sampras-Agassi y McEnroe-Lendl renuevan viejas rivalidades

NUEVA YORK (AP). John McEnroe se puso los pantaloncillos cortos y se dejó la larga cabellera para animar al público en un partido de exhibición de tenis ante su viejo adversario Ivan Lendl.

Sin embargo, McEnroe nunca tuvo la oportunidad de ganarlo el lunes por la noche al torcerse en tobillo un par de horas antes de partido y se retiró cuando aventajaba por 6-3 en el partido de exhibición que ganaría el primero en ganar ocho games en fila.

Más tarde, dos rivales legendarios, Pete Sampras y Andre Agassi se enfrentaron en un partido a ganar dos de tres sets en el Madison Square Garden.

Sampras se impuso por 6-3, 7-5 a Agassi, en otra repetición de una legendaria y amarga rivalidad que los llevó incluso a tener diferencias en partidos de exhibición con fines caritativos.

Sampras levantó las manos en señal de disculpa cuando su golpe patinó contra la red y se convirtió en un tiro ganador lo que le dio triple punto para victoria sobre Agassi, pues el público no tendría ese tercer set que deseaban en el partido.

McEnroe se lastimó cuando practicaba con Sampras pero intentó mantenerse en el partido. Llegó a tomar una ventaja temprana al buscar colocar buenos golpes para tratar de limitar la cantidad de carrera que necesitaría para disputar cada punto.

En una entrevista en la cancha y acompañado por su hermano menor Patrick, McEnroe reveló que llevaba los pantaloncillos cortos "de aproximadamente 1985" por debajo de sus pantaloncillos más largos y más modernos. Asimismo, dijo posteriormente que también tenía preparada una peluca para recordar su melena "de aproximadamente 1982".

Lendl sugirió que deberían regresar al Madison Square Garden el año próximo para jugar con los pantaloncillos cortos que se usaban en la época y disputar los puntos con raquetas de madera.

Este tipo de mensajes no eran tan comunes durante sus carreras, pues Lendl y McEnroe se enfrentaron en una cifra sin precedente de 20 finales en torneos de la ATP. Ahora, ambos jugadores superan los 50 años de edad.

"No es algo así como si nos viéramos muy a menudo. No creo que sea muy diferente de alguna manera, pero resulta más fácil vernos de una manera más tranquila que en el pasado. Cuando uno trata ganar los grandes partidos o en ser el mejor y uno mira a su adversario es mucho más fácil ver la parte del vaso medio vacío y eso está mal", dijo McEnroe en torno a su relación actual con Lendl.

"Cuando uno envejece y no hay mucho en juego, uno comienza a decir 'bueno, ambos tuvimos que pasar muchas cosas que resolvimos de nuestra propia manera' y uno comienza a verlo con otra óptica y uno dice 'bueno, quizás es divertido en una de cada 10 bromas'" agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.