Sombra del caso Contador penderá sobre Tour de Francia

PARIS (AP). Quizás no estaría mal que el español Alberto Contador compitiera este año en el Tour de Francia con un asterisco dibujado en la casaca.

La nota al pie debería decir: "Apelación por dopaje pendiente, del 1 al 3 de agosto ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo".

La audiencia del tres veces campeón del Tour será una semana después del final de la carrera, por lo que el caso permanecerá como una nube negra sobre la principal prueba del ciclismo mundial, que se disputará del 2 al 24 de julio.

Bradley Wiggins, reciente ganador de la Criterium du Dauphine, lo que lo coloca como un rival creíble para Contador, dijo que la presencia del campeón defensor el próximo mes en los sinuosos caminos de Francia es mala para el deporte.

"Estoy feliz que esté ahí, ya que eso significa que Saxo Bank estará haciendo lo posible para ayudarlo a ganar", dijo Wiggins, refiriéndose al equipo de Contador. "En cuanto al deporte, empero, no es algo bueno que un tipo que dio positivo cuatro veces esté en la carrera. También es malo para todos esos equipos que están luchando por estar limpios, como el caso del mío, Sky".

Contador dio positivo por el agente anabólico prohibido clembuterol en el segundo día de descanso del Tour de 2010 y se encontraron rastros de la sustancia en pruebas hechas durante los siguientes tres días. Pero la federación española de ciclismo desestimó estas pruebas porque son necesarios varios días para que el anabólico desaparezca del cuerpo y eximió a Contador del resultado positivo al aceptar su explicación de que había consumido sin darse cuenta pequeñas dosis de clembuterol al ingerir carne de res contaminada.

La Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje apelaron ese fallo ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Originalmente se habían programado las audiencias del caso en junio, pero la corte pospuso las fechas hasta agosto, al acceder a la petición del equipo legal de Contador de más tiempo para prepararse.

Eso le abrió al español la posibilidad de competir en el Tour de este año.

"Es difícil entender que un año después sigamos sin conocer la respuesta y tengamos que esperar hasta después del Tour para tenerla", dijo Christian Prudhomme, director del Tour. "Hay un increíble desfase entre el mundo de los medios deportivos y el de la justicia deportiva".

Mientras que la UCI lamentó los "excesivamente largos" procedimientos en el caso de Contador, dijo que hasta que el Tribunal no emita un fallo el español tiene el derecho "a ser tratado como cualquier otro ciclista que empiece el Tour de Francia".

Incluso la atención que causó Lance Armstrong al salir del retiro para competir en la edición de 2009 del Tour _que los organizadores consideraron una vergüenza para el evento_, se queda corta frente a la mancha al ciclismo que podría causar la participación de Contador este año.

Aunque los rumores y acusaciones de dopaje persiguieron a Armstrong durante su carrera _y sigue bajo investigación por un jurado de instrucción federal de Estados Unidos_, el texano nunca dio positivo por ninguna sustancia prohibida.

La decisión de Contador de defender su título en la extenuante carrera de tres semanas antes de las audiencias pendientes plantea la posibilidad de que gane su cuarto título del Tour sólo para que, unas semanas después, se lo quiten y le prohíban presentarse en otra competencia si la corte falla en su contra. Perdería todas sus victorias desde que dio positivo, incluyendo el título del Tour del año pasado y la corona del Giro de Italia que ganó en mayo.

___

El periodista de The Associated Press Greg Keller en París contribuyó a este despacho.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.