Steelers-Packers, dos equipos gemelos en el Super Bowl

ARLINGTON, Texas (AP). Si la NFL es una liga a la cual hay que emular, pues los equipos que se deben calcar estarán en el Super Bowl del domingo.

Dueños de una tradición de campeones y fundadores de la liga, los Steelers de Pittsburgh y los Packers de Green Bay son un ejemplo acabado de lo que hay que hacer en el deporte profesional.

Se trata de equipos de ciudades pequeñas, pero que cuentan con fieles seguidores en todas partes y que son reconocidos por propios y extraños.

También son equipos en los que la defensa es la consigna principal y hasta sus dos entrenadores se llaman Mike.

Los Steelers (14-4) son el club que más veces ha ganado el trofeo Vince Lombardi. Pittsburgh va en busca de su séptima coronación en el Cowboys Stadium. Green Bay (13-6) registra tres, incluyendo los dos primeros bajo la conducción de Lombardi y otro en 1997.

Tanto los Packers como los Steelers cuentan con 16 jugadores titulares formados por ellos mismos. Sus formaciones defensivas son avasalladoras, encabezadas por los dos jugadores que más votos captaron en la elección al mejor jugador defensivo de la campaña: el safety Troy Polamalu (Steelers) y el linebacker Clay Matthews (Packers).

Como si fuese poco, también cuentan con quarterbacks creativos y que se han encumbrado en la elite de la NFL, si bien con personalidades opuestas.

El camino al Super Bowl es lo que los aparta. Pittsburgh ganó su división y como segundo preclasificado se impuso en sus dos partidos de local. Los Packers entraron con el wild card y debieron ganar tres partidos como visitantes ante campeones de división.

Ante todo lo que impera es una tradición de éxito que entrelaza a la familia Rooney, propietaria de los Steelers, y los Packers, un equipo que tiene la peculariadad de ser el único sin fines de lucro en la NFL, ya que son propiedad de la misma comunidad de Green Bay.

"El entrenador Tomlin suele insistirle a sus jugadores sobre el estándar de calidad", comentó el gerente general de los Packers Ted Thompson sobre el técnico de los Steelers.

"Francamente, esa filosofía también se ajusta perfectamente a la nuestra".

Packers y Steelers llevan décadas atados a sus raíces, sin importar los entrenadores que tengan, con Tomlin de Pittsburgh y Mike McCarthy de Green Bay.

Esa filosofía es la que le ha dado nueve campeones a Green Bay, seis antes de que se creara el Super Bowl, y el récord de seis en Pittsburgh.

"Creo que la idea de adquirir a los jugadores que se adaptan a nuestros ideales, el saberlos encontrar y luego retener, es algo que viene de mi abuelo y de mi padre", señaló Art Rooney II, el presidente de los Steelers. "Siempre nos decían que hay que hacer las cosas sencillas y tener buen ojo para contratar".Sus jugadores tienen claro lo que diferencia a estos equipos de los otros 30. Pueda que suene cursi cuando se dice que uno es un steeler o packer para toda la vida.

"Creo que lo primero que uno nota es que no hay un dueño, así que muchos de los fanáticos se consideran los dueños de la freanquicia y se sienten involucrados personalmente", declaró el quarterback Aaron Rodgers, quien viene de una excepcional temporada. "Donde sea que vayas en Green Bay hay gente con los colores verde y dorado. Todos se conocen, hay como un lazo especial entre los jugadores y la afición".

Hay que entender, además, que los Packers son el único equipo profesional en Green Bay. Aunque hay otros dos en Pittsburgh --en béisbol y hockey-- el verdadero idilio de la ciudad es con sus Steelers.

"Es algo fenomenal", afirmó el quarterback Ben Roethlisberger, quien de primera mano puede hablar sobre las características de los fanáticos de los Steelers.

Roethlisberger fue acusado en marzo pasado de agredir sexualmente a una estudiante universitaria de 20 años. En el 2008 afrontó denuncias similares. Las autoridades en el estado de Georgia declinaron presentar cargos, pero la liga le suspendió en las primeras cuatro fechas de la temporadas por quebrantar el reglamento de conducta.

"No quiero decir que estamos acostumbrados y que lo damos por sentado, pero a donde sea que vamos hay fanáticos de los Steelers y son increíbles. Por eso me puedo sentar aquí y decir hasta el día que me muera que la afición de los Steelers es la mejor en todos los deportes", resaltó Roethlisberger. "Son dos grandes equipos, dos grandes aficiones, equipos de tradición. De arriba a abajo, este es el partido soñado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.