Tecnología confirma séptimo oro de Phelps

BEIJING (AP). Ver para creer. La tecnología fue lo que terció el sábado para confirmar que Michael Phelps ganó su séptima medalla olímpico de oro en los 100 metros mariposa, un final tan cerrado que engañó la vista.

Cualquiera presente en el Cubo de Agua o por televisión creyó que el serbio Milorad Cavic había logrado una monumental sorpresa el sábado, estropeando la ambición de Phelps de quebrar el récord de siete oros de Mark Spitz en una sola olimpiada.

El serbio se lo creyó también.

"Fue difícil verlo", dijo Cavic. "Sé que mi brazada fue más larga y Michael Phelps tuvo una más corta".

Hasta el propio entrenador de Phelps, Bob Bowman, quedó en la duda.

"No estaba seguro que iba a poder tocar primero", dijo Bowman.

Phelps, como todos los demás en la piscina, se enteró de la victoria al mirar el marcador, donde el "1" apareció al lado de su nombre y el "2" junto a Cavic. Acabaron separados por una centésima de segundo, el margen mínimo existente en la natación.

Fue tan cerrado e imposible de detectar en las repeticiones con velocidad normal que la delegación de Serbia radicó una protesta, lo que desencandenó una serie de análisis al mínimo detalle por parte de la Federación Internacional de Natación.

"Está bastante claro que el nadador serbio tocó segundo detrás de Michael Phelps", dijo el juez keniano Ben Ekumbo, miembro de la comisión técnica de la FINA.

Ekumbo confirmó que el sistema eléctronico de Omega funcionó "perfectamente".

El análisis hecho por Ekumbo y la comisión de la FINA confirmó el tiempo de 50.58 segundos de Phelps para su única victoria en estos juegos que no batió el récord mundial. Cavic clavó 50.59.

Cualquier suspicacia de que la FINA declaró a Phelps triunfador para empatar el récord de Spitz y así tener la oportunidad de ganar su octavo oro en el relevo combinado del domingo fue descartada por Ekumbo.

Dijo que los serbios pudieron examinar imagen por imagen el video del desenlace, si bien el reglamento no lo estipula.

"Aceptaron el fallo, porque la decisión no se tomó en base a la vista. Fue el video", dijo Ekumbo.

Branislav Jevtic, el jefe del equipo de Serbia en Beijing, dijo que desistieron rápidamente de la protesta.

"El video dice que (Phelps) llegó primero", dijo. "En mi opinión, no está bien, pero debemos seguir las reglas. Todos vieron lo que pasó".

Phelps no se había enterado de la protesta serbia, pero defendió el resultado.

"El sistema eléctronico fue claro", declaró el estadounidense. "No he sabido de un error en el sistema. El marcador dijo que mi mano tocó la pared primero".

Cavic dijo que vino a Beijing en busca de un bronce, pero que no se amarga por haberse quedado tan corto del oro.

"Sinceramente estoy disfrutándolo", dijo. "No voy a pelear. Para nada estoy molesto".

Pero el serbio admitió que el debate perdurará.

"La gente va a hablar de esto durante muchos años, diciendo 'tu fuiste el ganador de esa carrera'", indicó. "Si la hicieramos otra vez, yo la gano".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.