Touchdown de Holmes da victoria a Jets sobre Texans

EU (AP). El nerviosismo, la angustia y los triunfos de último minuto parecen estar en la estrategia de juego de los Jets de Nueva York últimamente.

Santonio Holmes atrapó un pase de seis yardas del quarterback Mark Sánchez para anotar cuando quedaban 10 segundos por jugarse y llevar el domingo a los Jets a una victoria inesperada de 30-27 sobre los Texans de Houston.

"Quiero disculparme con todos esos aficionados de los Jets por estrujarles el corazón un poco, pero obtuvimos la victoria", dijo el entrenador del equipo, Rex Ryan.

Los Jets parecían encaminarse a una derrota decepcionante.

"No creo que hubiéramos logrado salir de esto. Nos molestamos un poco cuando nos colocamos a nosotros mismos en estas situaciones, pero sabemos que siempre seremos capaces de remontar en cualquier partido y bajo cualquier situación", dijo el tight end Dustin Keller.

Esto ciertamente lo han demostrado en las tres últimas semanas con victorias consecutivas en tiempo adicional como visitantes y ahora con un triunfo que se antojaba improbable.

"Pareciera como cosa de sueño", dijo un entusiasmado Sánchez.

Después de dilapidar una ventaja de 16 puntos en el cuarto período, los Jets (8-2) perdían por 27-23 con menos de un minuto por jugarse. Sin embargo, Sánchez completó un par de pases con su running back LaDainian Tomlinson y luego tuvo un estupendo envío de 42 yardas a Braylon Edwards con 16 segundos restantes.

Edwards fue sacado del campo por Eugene Wilson, con lo que detuvo el reloj y le dio la oportunidad del triunfo a los Jets.

En la siguiente jugada, Sánchez acertó su envío con Holmes a la esquina izquierda de la zona de anotación para el touchdown de la victoria, para convertir al flamante estadio New Meadowlands en un manicomio.

Hubo una repetición en video que confirmó que Holmes tuvo ambos pies dentro del terreno para declarar la victoria de los Jets. La semana pasada, Holmes atrapó un pase de 37 yardas para anotar y dar el triunfo en tiempo extra en Cleveland. En Detroit, hizo lo mismo, con una atrapada de touchdown de 52 yardas en período de prórroga,

En Foxborough, Massachusetts, un diminuto jugador que pareció salir de la nada superó a los jugadores más importantes de la NFL.

Ciertamente Tom Brady superó en el duelo de quarterbacks a Peyton Manning, al encaminar a los Patriots de Nueva Inglaterra a un triunfo de 31-28 sobre los Colts de Indianápolis.

Sin embargo, fue Danny Woodhead, un running back de 1,77 metros (cinco pies y ocho pulgadas) de estatura, fue quien se robó la atención. Los Colts no pudieron con él.

Woodhead, contratado luego que los Jets lo dieron de baja en septiembre, anotó un touchdown con una gran escapada de 36 yardas en las que demostró poderío, velocidad y agilidad.

Apenas unos segundos después de su espectacular carrera en el tercer período, Woodhead tuvo un derribo espectacular en la patada de salida, ganándose otra enorme ovación como la que le dieron cuando se escapó hasta la zona de anotación.

"Hago todo para lograr la jugada, ya sea como corredor, receptor o en una patada de salida. Quizás llevo un pequeño chip, pero no me preocupa lo que la gente piense de mi estatura, peso o fortaleza corporal. Mi preocupación es hacer mi trabajo, cualquiera que éste sea", indicó Woodhead, quien bromeó al solicitar un escalón para poder hablar desde el podio.

Sin embargo, su trabajo es ser versátil y es algo que sus compañeros aprecian mucho.

En Nueva Orleáns, Drew Brees se convirtió en el líder histórico de pases completos de su equipo y llevó a los Saints a vencer por 34-19 a los Seahawks de Seattle.

"Su ofensiva y Drew Bees hicieron lo que los ha hecho famosos: lanzar muchas veces el balón. Hicieron un gran partido a la ofensiva y no pudimos parar", señaló el entrenador de los Seahawks, Pete Carroll.

Brees completó 29 de 42 pases para 382 yardas y acumuló su envío 1.850 como mariscal de campo de los Saints en el segundo cuarto, para romper una marca que pertenecía a Archie Manning desde 1982.

Brees conectó con Marques Colston y Robert Meachem en dos ocasiones para touchdowns, lo cual hizo posible que los Saints (7-3), campeones vigentes de la NFL, se mantuvieran un partido detrás de los Falcons de Atlanta, líderes de la División Sur de la Conferencia Nacional.

Brees despedazó a los Seahawks (5-5) sin el beneficio de contar con Reggie Bush, Pierre Thomas y su tigh end Jeremy Shockey con el equipo.

El jueves, Chicago venció 16-0 a Miami.

En otros partidos del domingo, domingo, Dallas superó 35-19 a Detroit; Pittsburgh 35-3 a Oakland; Washington 19-16 a Tenesí en tiempo extra; Buffalo 49-31 a Cincinnati; Kansas City 31-13 a Arizona; Jacksonville 24-20 a Cleveland; Baltimore 37-13 a Carolina; Green Bay 31-3 a Minnesota; Atlanta 34-17 a San Luis y Tampa Bay 21-0 a San Francisco. Más tarde, los Eagles de Filadelfia vencieron 27-17 a los Giants de Nueva York.

La jornada concluirá el lunes por la noche con el partido de Denver en San Diego.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.