Tour: Contador gana la 15ta etapa y es el nuevo líder

VERBIER, Suiza (AP). El español Alberto Contador sacó a relucir su casta como escalador en la primera incursión en los Alpes para llevarse el domingo la victoria en la 15ta etapa y enfundarse la casaca amarilla como nuevo líder del Tour de Francia.

Contador, ganador del Tour de 2007, pudo haber dado un golpe clave en la ronda gala con un demoledor ataque en el ascenso a Verbier, la estación de esquí en Suiza que sirvió de meta para el tramo de 207,5 kilómetros que arrancó en Pontarlier.

"Este resultado me hace muy feliz. La escalada no fue tan larga pero yo quería establecer una diferencia", dijo Contador, quien se veía fresco y se golpeaba el pecho al llegar. "Di el máximo".

Contador tramitó la distancia con un tiempo de 5 horas, 3 minutos y 58 segundos,

Lance Armstrong, compañero y rival de Contador en el equipo Astana, perdió considerable terreno al cruzar la meta con un retraso de un minuto y medio. El estadounidense de 37 años intenta ganar la corona por octava ocasión.

Contador inició la etapa del domingo tercero en la general, a seis segundos del italiano Rinaldo Nocentini. Armstrong estaba cuarto, a ocho segundos.

Con una gran demostración de fuerza, Contador emprendió en solitario su ataque al inicio del ascenso y a cinco kilómetros de la meta.

No encontró respuesta entre los principales rivales, excepto el luxemburgués Andy Schleck. Pero Contador siguió incrementando la diferencia, dejando atrás a Schleck y a un grupo conformado por Armstrong, el australiano Cadel Evans.

Schleck fue su escolta en el día, 43 segundos atrás. El italiano Vincenzo Nibali lo hizo tercero, a 1:03.

"Alberto demostró por qué es el mejor corredor y el mejor escalador", dijo Armstrong. "Así es como se gana el Tour. Me quito el sombrero".

Contador ahora lidera la general con una diferencia de 1:37 sobre Armstrong, su escolta inmediato. El británico Bradley Wiggins trepó del sexto al tercer lugar, a 1:46 del español.

Armstrong se mostró poco esperanzado de que podrá remontar la desventaja en lo que queda del Tour. "Lo veo difícil. Un día como hoy demuestra lo que se necesita para ganar".

La rivalidad de Armstrong con su compañero de equipo Contador, latente durante la semana pasada en las etapas sobre terreno plano, se calentó en Verbier.

Contador dijo que el resultado del domingo no deja dudas acerca de quién debería ser considerado el líder del equipo Astana.

"Las diferencias ahora son bien grandes, y el equipo debería apostar ahora por mí, ¿no?", se preguntó Contador. "Estoy seguro de que mis compañeros van a hacer un gran trabajo para respaldarme tal como lo hicieron hoy".

Aparte de admitir que Contador ha sido superior, Armstrong aseguró que no contradirá las órdenes del equipo para atacar al español más adelante en la carrera.

"Eso no sucederá", afirmó. "Ha habido mucho drama entre Alberto y yo... pero al final de cuentas somos un equipo".

La etapa del domingo fue la primera de tres en los Alpes, y la única con llegada cuesta arriba. El ascenso de 8,8 kilómetros hasta Verbier fue la primera vez que el Tour visita la estación de esquí.

Diez corredores que se desprendieron del pelotón fijaron el ritmo al comienzo de la etapa y llegaron a sacar una ventaja máxima de 4:40 para los 125 kilómetros, antes de que el pelotón gradualmente los fuera alcanzando.

Armstrong se pegó a la rueda trasera de Contador al comienzo de la escalada, pero el español se desprendió del pequeño grupo a los 5,6 kilómetros.

Los pedalistas tienen día de descanso el lunes antes de las otras dos etapas alpinas, una contrarreloj individual en Annecy el jueves, y una escalada al exigente Mont Ventoux el sábado.

El Tour culminará en París el 26 de julio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.