Toxina habría matado a 21 caballos de polo en EU

WELLINGTON, Florida (AP). La súbita muerte de 21 caballos de polo procedentes de Venezuela podría haber sido causada por una toxina que aún no ha sido identificada en las pruebas y que habría estado en el alimento de los equinos, en vitaminas o en suplementos, dijeron los veterinarios.

El equipo es propiedad del empresario venezolano Víctor Vargas, pero la mayoría de los caballos y de los jugadores son argentinos, se informó.

Los caballos del equipo Lechuza Caracas, propiedad de venezolanos, se enfermaron poco antes de un torneo el domingo y cayeron o murieron en el lugar o mientras recibían tratamiento en clínicas de veterinarios o estaban siendo transportados, dijeron las autoridades.

El doctor Scott Swerdlin, un veterinario de la Clínica de Equinos en Palm Beach, cerca de los predios del campo de polo, atendió a uno de los caballos enfermos.

Dijo que al parecer, los animales murieron por fallas cardíacas causadas por algún tipo de toxinas. Esas toxinas habrían estado en comida contaminada, en vitaminas o suplementos, o en alguna combinación de los tres, causando una reacción tóxica.

El equipo es propiedad del empresario venezolano Víctor Vargas, pero la mayoría de los caballos y de los jugadores son argentinos, informó Swerdlin. El equipo viaja durante la mayor parte del año.

Swerdlin dijo que el equipo tiene unos 60 caballos. Todos los que enfermaron el domingo murieron, añadió.

Podrían pasar varios días o semanas para obtener resultados de pruebas toxicológicas factibles y así identificar la toxina, dijo Swerdlin.

Otro veterinario que se hallaba en el lugar dijo que algo causó una falla cardíaca entre los caballos.

"Bueno, claramente es una intoxicación, claramente había algún tipo de veneno", dijo el lunes el doctor James Belden a la red de televisión NBC.

Los caballos, del equipo Lechuza Caracas, estaban siendo bajados de sus remolques el domingo por la tarde cuando dos de ellos se desmayaron y otros actuaron como si estuvieran mareados y desorientados, según un comunicado del Club Internacional de Polo de Palm Beach.

"Comenzaron a mostrarse mareados", dijo Tim O'Connor, vocero del club de polo, al periódico The Palm Beach Post. "Se desplomaron de repente en el césped".

Algunos veterinarios que se hallaban en el lugar rápidamente atendieron a los caballos, insertando líneas intravenosas e intentando refrescarlos con ventiladores y agua. Varios observadores colgaron lonas azules para evitar que la multitud contemplara la agonía de los caballos.

Siete de los caballos murieron en los predios del club de polo. Los demás fallecieron cuando eran transportados a otra parte.

El encuentro en el Campeonato Abierto de Polo de Estados Unidos fue postergado y se disputó un juego de exhibición con un segundo equipo.

Los restos de los caballos fueron llevados a un laboratorio agrícola en la Florida para sus necropsias.

"Puede ser el agua, el heno o el pienso. Lo ignoramos", dijo al periódico John A. Wash, presidente de operaciones del club.

Wash dijo que ese tipo de caballos vale entre 10,000 y 200,000 dólares cada uno.

Swerdlin indicó que los 21 caballos tendían juntos un valor de dos millones de dólares. "Pasarán 10 años antes de tener otro grupo igual".

En los predios de Wellington, una comunidad acaudalada de la zona central del condado de Palm Beach, se disputa anualmente el Abierto de Polo de Estados Unidos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.