Trevor Graham culpable de una acusación de perjurio

SAN FRANCISCO, EU (AFP) - El entrenador de atletismo Trevor Graham, ligado tiempo atrás a los ex velocistas Marion Jones, Tim Montgomery y Justin Gatlin, fue encontrado culpable de haber mentido a agentes federales que llevaban adelante una investigación sobre dopaje.

Después de tres días de deliberaciones, el jurado que atiende el caso reconoció a Graham culpable de perjurio, una de las tres acusaciones a las que hacía frente.

El entrenador, nacido en Jamaica, se benefició de una serie de vicios de procedimiento en el caso de las otras dos imputaciones por las que podría ser juzgado nuevamente.

La sentencia definitiva sería conocida ulteriormente, pero el ex relevista de plata con Jamaica en la prueba de 4x400 de los Juegos de Seúl-1988 arriesga cinco años de prisión y una multa de 250.000 dólares por el primer cargo.

De haber sido culpable de las tres imputaciones juntas Graham, que se declaró no culpable, podría recibir una sentencia de 15 años tras las rejas y una multa de 750.000 dólares.

El proceso, abierto el 19 de mayo, se basa en las relaciones que podría haber tenido el entrenador con Angel Heredia, un reconocido distribuidor de productos dopantes y ex lanzador de peso de Laredo (Texas).

Graham dijo a los investigadores que no había mantenido contactos con Heredia desde una comunicación telefónica en 1997, pero la fiscalía aportó fotos y recibos en sentido contrario.

Las otras dos acusaciones conciernen a un testimonio del 8 de junio de 2004 en el cual habría afirmado que nunca había puesto en contacto a sus atletas con Heredia con quien según su versión nunca se encontró físicamente.

Los abogados de Graham encontraron vicios de procedimientos en estas acusaciones, lo que impidió al jurado pronunciar su veredicto.

"El jurado tenía obviamente problemas con el caso del gobierno, y la alegación de que Graham instigó y facilitó el uso, por algunos de sus atletas, de las sustancias dopantes suministradas por Heredia", dijo William Keane, abogado de Graham.

"Como hemos mantenido todo este tiempo, creemos que el gobierno no puede probar el caso", añadió.

Varios miembros del jurado dijeron haber llegado a un callejón sin salida en los otros dos cargos contra el entrenador, en parte porque no quedaron convencidos de la credibilidad de los testigos.

Muchos se inclinaron a creer las alegaciones de Graham de que se trataba de una venganza personal de Heredia contra el entrenador de varios campeones olímpicos y mundiales.

La fiscalía indicó que entre los aspectos legales que complicaron y retrasaron el juicio estuvieron las declaraciones falsas de Graham a los agentes federales que le entrevistaron en el 2004.

Según la parte acusadora, debido a esas declaraciones se hizo necesario citar a otros atletas que corroboraran las afirmaciones de Heredia.

"Sus mentiras llevaron a los agentes derecho a un callejón sin salida ", dijo el fiscal Jeffrey Finigan.

Graham, de 44 años, fue quien destapó la olla del caso BALCO, el mayor escándalo de dopaje en la historia del deporte estadounidense, cuando entregó a oficiales de la Agencia estadounidense antidopaje (USADA) una jeringa con un producto desconocido hasta entonces, y que resultó ser el famoso esteroide THG.

"La jeringa me la dio C.J Hunter, ex marido de Marion Jones", indicó Graham el pasado año en una entrevista con el diario italiano Gazzeta dello Sport. str/psl/ev

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.