US Open: Clijsters se adelanta al huracán Earl y avanza

ETIQUETAS

NUEVA YORK (AP). Avisada de que el huracán Earl andaba cerca, Kim Clijsters no perdió el tiempo en el Abierto de Estados Unidos.

Después de sufrir un par de quiebres de servicio que la dejaron 3-0 al comienzo del partido, la belga y campeona vigente fue como un huracán en la cancha del estadio Arthur Ashe al ganar los siguientes 12 games ante su oponente checa Petra Kvitova y acabó imponiéndose 6-3, 6-0. La victoria depositó a Clijsters en los octavos de final del torneo.

Acto seguido, Andy Murray salió a jugar para medirse con Dustin Brown, un jamaiquino que en su debut logró la primera victoria desde 1974 de un tenista de la isla caribeña en un Grand Slam.

Pero la lluvia del huracán Earl, que se desplazaba por la costa del noreste, interrumpió la jornada durante 25 minutos.

Murray, cuarto preclasificado, ganaba 2-1 cuando se produjo la interrupción. A la vuelta, el británico arrollló 7-5, 6-3, 6-0 a Brown para meterse en la tercera ronda.

Los pronósticos meteorológicos apuntan a aguaceros intermitentes y los organizadores del último Grand Slam de la temporada confían que podrán completar el resto de la jornada, que incluye los partidos de segunda ronda del español Rafael Nadal y el argentino David Nalbandian.

Antes que la lluvia mojara las canchas, refrescando un US Open que durante toda la semana se ha visto con un calor asfixiante, Clijsters prolongó a 17 su racha de victorias en Flushing Meadows.

Las condiciones no fueron fáciles para la segunda cabeza de serie. Si bien el calor amainó un poco, la humedad seguía con niveles insoportables (65 por ciento) y las ráfagas de viento que acompañan al huracán complicaron el juego.

"Partidos como este son lo que me dan más satisfacción, ya que derroté a un buena rival sin mi mejor tenis", dijo Clijsters, quien se las verá ahora con Ana Ivanovic. La serbia y ex número uno del mundo derrotó 7-5, 6-0 a la francesa Virginie Razzano.

La australiana Sam Stosur (5) y la rusa Elena Dementieva (12) también avanzaron a octavos con triunfos en dos sets.

Stosur, quien estuvo a punto de ser eliminada en la primera ronda, no pasó apuros para derrotar 6-2, 6-3 a la italiana Sara Errani.

Su próxima oponente será Dementieva, quien remontó un 5-2 en contra en el primer set para doblegar 7-5, 6-2 a la eslovaca Daniela Hantuchova.

La lluvia le dio un breve respiro a la argentina Gisela Dulko, que perdía 6-1, 4-1 su choque de tercera ronda contra la rusa Anastasia Pavlyuchenkova (20). Dulko no logró revertir la situación y cedió 6-2 el segundo set. "No tuve un buen día. No me sentí bien en la cancha", dijo la argentina.

El partido más vibrante fue la batalla de cinco sets entre el ucraniano Sergiy Stakhovsky y Ryan Harrison, un estadounidense de 18 años que entró al cuadro principal tras superar la fase previa.

Harrison, 220 del ranking, dispuso de tres bolas para partido en el desempate del quinto, pero se desinfló al ceder los siguientes cinco puntos y perdió 6-3, 5-7, 3-6, 6-3, 7-6 (6) ante el 36 del ranking.

Pese a eliminación, el desempeño de Harrison entusiasmó a la afición local al mostrarse como una promesa para el futuro después de un mes de agosto desalentador para el tenis masculino estadounidense, en el que por primera vez desde que se confeccionan los rankings ninguno de los suyos apareció entre los 10 primeros. Además, los estadounidenses no ganan un título de un Grand Slam desde la consagración de Andy Roddick en el US Open de 2003, la sequía más prolongada en 42 años.

La armada española, por su parte, siguió su buena marcha y ahora suman a siete instalados en la tercera ronda, con Fernando Verdasco (8), David Ferrer (10), Feliciano López (23), Tommy Robredo y Daniel Gimeno-Traver lográndolo el viernes.

Y Nalbandian es el último argentino con vida, luego que Juan Ignacio Chela cayó 7-5, 6-3, 6-4 ante el suizo Stanislas Wawrinka (25).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.