Woods y Mickelson acaparan la atención en el Masters

AUGUSTA, Georgia (AP). Se presentó a la práctica justo al amanacer, con su entrenador y caddie al lado. Trató de convencer a uno de los administradores del Augusta National que le diera permiso para iniciar su recorrido de práctica antes que se abriera el campo.

Es esa la rutina de Tiger Woods año tras años en el Masters. Pero esta vez fue Phil Mickelson.

Los dos han tenido horarios diferentes esta semana en sus prácticas. Mickelson ha sido el madrugador. Woods lo ha hecho de último, y sus ensayos han sido lo más cortos en su carrera en el Masters.

Protagonistas de la rivalidad por excelencia de los últimos años, los dos mejores golfistas del momento parecen tener una cita inexorable para dirimir el campeón del primer 'major' de la temporada.

Woods recién ha vuelto a la actividad tras una ausencia de ocho meses provocada por una operación en la rodilla. Su victoria hace dos semanas en el torneo de Bay Hill, en el que remontó una desventaja de cinco golpes, se concretó con un putt desde unos cinco metros para el birdie en el último hoyo.

Fue la clase de putt que Woods siempre emboca en los momentos clave.

"Todos quedan impresionados, pero nadie se sorprende", dijo su rival australiano Geoff Ogilvy.

Pero Mickelson viene pisando fuerte. Ha ganado dos títulos, incluyendo su primero en el Doral.

"Siento que ahora mismo estoy jugando el mejor golf de mi vida", dijo Mickelson.

La última vez que les tocó jugar frente a frente en el Masters fue en 2001, cuando lo hicieron en el último grupo. Esa vez, Woods se alzó con el título por dos golpes para convertirse en el único jugador en ganar los cuatro grandes en forma consecutiva.

Mickelson ha ganado el Masters en dos ocasiones, pero su recuerdo favorito se remonta a 2006 cuando Woods, como campeón vigente le tuvo que acomodar la chaqueta verde.

"Tengo una foto cuando me pone esa chaqueta", señaló esbozando una sonrisa. "Fue una bonita experiencia".

Ambos son los grandes favoritos en el Masters que arranca el jueves.

Pero el torneo no sólo se centra en ellos.

_Padraig Harrington va por su tercer título seguido en un major.

_El colombiano Camilo Villegas figura en un grupo de jugadores en ascenso, todos de menores de 30 años, capaces de sorprender a los grandes.

_Greg Norman regresa a su torneo grande predilecto.

_También están inscritos tres adolescentes.

Mickelson podría quedar como el nuevo número uno del mundo si logra la victoria y Woods no logra situarse entre los primeros cinco. Pese a una rutilante carrera, al zurdo le falta ese sitio de privilegio.

"Sería algo fenomenal considerando quipen es el número uno", dijo Mickelson.

Ese es Woods y dice que no tiene contemplado ceder la cima.

"El primer lugar del ranking es algo que se consigue ganando torneos", declaró Woods. "Así se alcanza. No hay que parar de ganar".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.