¿Y ahora quién para al insaciable Nadal?

NUEVA YORK (AP). Al pasearse este martes por Nueva York con el trofeo de campeón del Abierto de Estados Unidos, Rafael Nadal toreó la misma pregunta con diversos matices. ¿Estamos en la era Nadal? ¿Será el mejor tenista de la historia?

"Me parece exagerado", replicó a los presentadores del programa matinal de la cadena NBC en el Rockefeller Center. "Lo que quiero es seguir mejorando cada año".Tras convertirse en el jugador más joven de la era abierta que gana los cuatro torneos grandes, el español abre el compás a una discusión sobre sus próximos objetivos.

Después de todo, Nadal lo ha ganado todo y apenas tiene 24 años. Amén de los nueve títulos en las cuatro citas grandes, también cuenta con una medalla olímpica de oro en sencillos y tres trofeos de la Copa Davis.

Aunque se fastidia ante las comparaciones, al paso que va y, sobre todo, si las lesiones lo respetan, Nadal podría eclipsar el récord de 16 coronas de su eterno rival Roger Federer.

Para poner en perspectiva la magnitud de su última conquista, lograda el lunes en el cemento de Flushing Meadows, hay que tomar en cuenta que Federer tenía 25 años cuando ganó su noveno cetro.

Nadal completó la colección del Grand Slam tres años más joven que cuando Federer finalmente lo logró el año pasado en el Abierto de Francia. Además, el palmarés de Federer no tiene ese oro olímpico y tampoco la Davis.

Es el primer hombre que hila el triplete Roland Garros (arcilla), Wimbledon (hierba) y US Open (cemento) desde Rod Laver en 1969. Pero no fue hasta 1978 que el Slam estadounidense empezó a disputarse en superficie dura, así que se puede afirmar que lo de Nadal es único.

Hay quienes opinan que ya se debe dejar de declarar a Federer como el mejor de todos los tiempos, considerando que Nadal supera 14-7 al suizo en el historial entre ambos.

"No tiene sentido seguir diciendo eso (que Federer es el mejor de la historia) mientras Nadal esté activo", comentó Mats Wilander, el campeón de siete majors. "Es injusto decir que ese es Roger, ya que Rafa le gana todo el tiempo, en todas las superficies y en las finales de los Slams".

Nadal no se pone como norte pasar el récord de Federer, más bien apuntó como deseo inmediato ganar su primera Copa Masters, el torneo de fin de año que reúne a los ocho mejores jugadores de la temporada.

"En mi vida (nunca) me he planteado ser mejor que Roger y dieciséis títulos de Grand Slam son demasiados", dijo.

"Creo que todas esas habladurías si soy superior o inferior a Roger son una tontería, porque los títulos muestran que es mucho mejor que yo. Esa es la realidad del momento. Creo que esa será la realidad durante toda mi vida".

Después del partido y en medio de los festejos fuera del vestuario del estadio Arthur Ashe, su tío y entrenador Toni Nadal desestimó que Rafa pueda ser proclamado el mejor de la historia.

"Los mejores son Federer, (Bjorn) Borg, Laver. Rafa es un grande, pero aún no está en esa categoría", dijo Toni. "Ahora no sé. Pregúntenme en cinco o seis años".

Mantener la mesura en el tenis como lo hacen Nadal y sus allegados es lo más recomendable al considerar la forma cómo el péndulo se ha movido en el tenis en tiempos recientes.

Además, ¿quién dice que Federer no puede seguir sumando títulos?

Cuando Nadal hizo llorar a Federer al vencerle en la final de Australia en 2009, se pensó que el español barrería con los cuatro grandes de ese año.

¿Qué pasó después? Nadal no ganó ninguno más esa temporada, su racha de 31 triunfos y cuatro títulos consecutivos en Roland Garros se esfumó en la cuarta ronda ante Robin Soderling, no pudo defender la corona de Wimbledon por culpa de sus rodillas y el argentino Juan Martín Del Potro le dio una soberana paliza en las semifinales del US Open.

En cuestión de meses, se creyó que Nadal no volvería a ser el mismo, que su físico ya no aguantaba la intensidad de su estilo de juego.

Pero Nadal ha demostrado una enorme capacidad para evolucionar y aprender.

Esto fue lo que precisamente ponderó Novak Djokovic, tras perder la final del lunes en Nueva York.

"Tiene todo el talento a su disposición para ser el más grande", señaló Djokovic. "Ha mejorado su servicio drásticamente".

"Demuestra que mejora cada día, cada año. Eso es lo que es tan frustrante", añadió.

Y el que ahora luzca tan bien con su saque es para tener miedo, puesto que ese era antes su punto débil.

Nadal sabe el valor de esos "puntos gratis" que se consiguen con un servicio fiable en un circuito donde la mayoría de los torneos son en canchas rápidas.

"El servicio en estas pistas es vital porque si no, tienes que jugar a un nivel estratosférico desde el fondo todo el rato y eso es muy complicado ante el nivel de los jugadores que vienen aquí", sostuvo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.