Anthony y Stoudemire muestran el peligro de los Knicks

EU (AP). Carmelo Anthony y Amare Stoudemire advierten: no siempre va a ser tan fácil.

Claro que tampoco nadie lo descarta.

"Vamos a tener noches en que serán imparables", dijo el entrenador de los Knicks de Nueva York, Mike D'Antoni. El Jazz de Utah vivió una de esas noches el lunes.

Anthony anotó 34 puntos, Stoudemire aportó 31 y los Knicks mostraron qué clase de equipo pueden ser cuando sus dos principales jugadores están inspirados, al vencer al Jazz por 131-109.

Anthony y Stoudemire miraron todo el cuarto período desde la banca, luego de encestar entre los dos 24 de 31 disparos. Pero Anthony insistió en que estas noches de alta efectividad no son la razón por la que vino a Nueva York.

"No vamos a disparar tan bien, me parece. No va a haber partidos en que sólo fallemos seis o siete disparos entre los dos", dijo. "Esperamos salir y anotar 30 puntos y ganar y que todos aportemos, cada uno a su manera. Pero para mí, en lo personal, no quiero eso".

"No quiero esa presión de tener que salir y decir que quiero anotar 30 puntos por noche. Ya superé eso", agregó.

Toney Douglas reemplazó al lesionado Chauncey Billups en gran manera y terminó con 20 puntos.

Los Knicks se pusieron un partido por encima de Filadelfia en el sexto lugar de la Conferencia Este tras convertir 56% de sus tiros, en la noche en que anotaron más puntos de la temporada.

"Carmelo y yo podemos anotar mano a mano contra un defensor con facilidad, pero la meta última es lograr que otros jugadores participen y juguemos básquetbol de equipo y esta noche funcionó muy bien", dijo Stoudemire.

Al Jefferson alcanzó una marca personal para la temporada con 36 puntos y además bajó 12 rebotes para el Jazz, que comenzó un viaje de cuatro partidos de visitante con su novena derrota en 11 partidos.

Utah llegaba empatado en el noveno puesto del Oeste y corre el riesgo de perderse la postemporada luego de la renuncia del histórico entrenador Jerry Sloan y la transferencia de su base estelar Deron Williams a los Nets.

"Como individuos, como grupo, como organización, es vergonzosa la manera en que jugamos esta noche", dijo el entrenador de Utah, Tyrone Corbin. "Aun cuando pierdes, puedes perder con algo de dignidad. No creo que esta derrota haya sido buena para nadie".

El ex campeón de peso pesado Joe Frazier asistió al partido en el Madison Square Garden para recordar los cuarenta años de su victoria memorable sobre Mohamed Alí en ese mismo estadio. En sintonía, los Knicks produjeron un nocaut temprano al anotar 40 puntos en el primer cuarto y nunca dejar a Utah acercarse.

En Minneapolis, Dirk Nowitzki no pudo entrar en ritmo durante la mayor parte de los tres primeros cuartos porque acumuló infracciones desde temprano. Fue la oportunidad que esperaba el veterano Brian Cardinal, que suele jugar poco pero se hizo cargo del ataque y encestó varios tiros clave.

Aun con su mejor jugador en el banco, los Mavericks de Dallas no se desconcentraron y mostraron que pueden ser un contendiente serio en la postemporada.

Nowitzki anotó 25 puntos en 27 minutos, Cardinal anotó 12, su récord esta temporada, y los Mavericks superaron a los Timberwolves de Minnesota por 108-105.

"Sin Cardinal, no creo que hubiéramos ganado el partido", dijo el entrenador de los Mavericks Rick Carlisle. "Su dinamismo, rebotes, pelotas sueltas, desvíos, tiros convertidos, dieron vuelta el partido por completo".

Nowitzki cometió su cuarta falta al inicio del tercer cuarto. Entonces, le tocó el turno a Cardinal, un profesional hace once años que sigue consiguiendo trabajo gracias a actuaciones como ésta, pero que en sus últimos cinco partidos había jugado en total 9:17 minutos.

Lo que hizo fue conectar cuatro de sus primeros cinco intentos de triple y acosar en la marca a Kevin Love para darle a los Mavericks el impulso que necesitaban.

"Fue estimulante poder jugar", dijo Cardinal, que estuvo las dos temporadas pasadas en Minnesota. "Tengo una buena relación con varios de los muchachos de acá y la gente del equipo. Fue divertido salir y jugar y competir con ellos".

Love logró 23 puntos y 17 rebotes para Minnesota. Fue su 51er partido seguido con dos totales de dos dígitos, lo que empata el récord que Moses Malone tiene desde la temporada 1978-1979. Es la racha de "dobles dobles" más larga desde que la NBA se fusionó con la ABA en 1976.

"Estaría saltando de felicidad si estuviera ganando y todos estuviéramos jugando excelentemente, incluido yo mismo", dijo Love. "Simplemente salgo a jugar con todo y las cosas me están saliendo. Pero no es lo más importante, porque no estamos ganando".

En otros partidos del lunes, los Clippers de Los Angeles vencieron 92-87 a Charlotte; Portland 89-85 a Orlando; Chicago 85-77 a Nueva Orleáns; Memphis 107-101 a Oklahoma City; y Houston 123-101 a Sacramento.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.