Barea encabeza gran ofensiva de Mavericks sobre Warriors

EU (AP). José Barea decidió meter el acelerador a su juego ante el fuerte marcaje adversario, y logró superarlo.

Barea encabezó una amplia ofensiva tardía mientras Dirk Nowitzki y Jason Terry regresaron tan certeros como nunca de un descanso de cuatro días para guiar a los Mavericks de Dallas el miércoles a una victoria de 128-106 sobre los Warriors de Golden State.

Nowitzki y Terry encestaron juntos 15 de 18 tiros en la primera mitad y dieron una amplia ventaja a Dallas en los primeros minutos del partido. Golden State pudo reducir la diferencia a cuatro puntos en la parte final del tercer período, pero fue entonces cuando el boricua Barea puso en marcha el ataque determinante.

El armador suplente lanzó él solo una ofensiva de 8-0 al encestar tres volcadas consecutivas. En su lance siguiente fue víctima de una falta que cobró convirtiendo los dos tiros libres. El jugador boricua, de relativa baja estatura, mantuvo el impulso al comenzar el último período cuando burló a varios adversarios y anotó otra volcada que puso adelante a Dallas por 21 puntos.

Nowitzki y Terry finalizaron cada uno con 26 puntos y Barea terminó con 20 puntos, siete asistencias y tres rebotes en 28:40 minutos con los Mavericks, que acertaron el 58,5% de los lanzamientos y tuvieron su mayor anotación en la campaña.

"Ellos insistieron en tratar de marcarme lo más posible y yo tuve que empeñarme en seguir acometiendo", dijo Barea.

Por supuesto que el resultado fue favorecido por jugar contra los Warriors, que han perdido tres partidos en fila, cuatro de cinco y siete al hilo como visitantes.

El resultado fue, de alguna manera, justo: Un equipo descansado que desea mejorar su posición para la postemporada y lograr una ventaja en casa se enfrentó a un conjunto que tiene una muy mala temporada y sufre la ausencia de su segundo mayor anotador. Corey Maggette no jugó debido a que se golpeó la cabeza el martes al chocar con un jugador de los Spurs, que entonces ganaron en San Antonio.

El suplente Anthony Morrow fue el mejor de los Warriors con 29 puntos.

En Atlanta, Tony Parker pasó el mes anterior anotando en grande para compensar la ausencia de Manu Ginóbili. Con el jugador argentino de regreso, Parker apuró el paso para anotar incluso más y ayudar a los Spurs de San Antonio para ganar sin Tim Duncan.

Parker anotó 42 puntos y los Spurs acabaron con la racha de ocho triunfos de los Hawks de Atlanta como locales al vencerlos por 102-92.

Ginóbili tuvo dos puntos en 13 minutos en su regreso por los Spurs, con un papel más limitado después que estuvo fuera de acción durante 19 partidos debido a una lesión en el tobillo derecho.

"En San Antonio hay grandes expectativas", señaló Parker. "A nadie le importa si Manu está fuera 30 partidos y si Timmy entra y sale. (Los aficionados) quieren vernos en la cima y eso es lo que tratamos de hacer".

A pesar de la derrota, los Hawks aseguraron su segundo boleto consecutivo a los playoffs, después de las derrotas de Milwaukee, Charlotte y Nueva Jersey.

Parker se apuntó su segundo mejor total de puntos en un partido en la temporada. El 5 de noviembre registró una marca personal en su carrera con 55 unidades en la cancha de Minnesota.

Ginóbili, en su primer partido desde el 11 de febrero, dijo que por ahora sólo quería volver a la cancha. "Me sentí un poco oxidado y lento", aunque "no esperaba tener un gran partido", indicó.

El jugador argentino dijo que Parker manejó el juego desde el principio. "Este es uno de los mejores partidos que le he visto a Tony".

El dominicano Al Horford, de Atlanta, coincidió con Ginóbili. "Llegó un momento en que no sabíamos qué hacer con él". Horford aportó siete puntos, con dos canastas en nueve intentos y tres tiros libres en cuatro oportunidades.

Joe Johnson tuvo 30 puntos, incluidos los primeros 11 de Atlanta en el cuarto período.

LeBron James y los Cavaliers de Cleveland de ahora han llegado a la cima de la franquicia.

James anotó 22 puntos, repartió 11 asistencias e hizo todos los movimientos adecuados en los últimos minutos para ayudar a los Cavaliers a establecer un récord de la franquicia con su 58to triunfo _ y décimo consecutivo_ al vencer a los Nets de Nueva Jersey por 98-87.

El brasileño Anderson Varejao estuvo poco más de 35 minutos en la cancha, en los que aportó 16 puntos para la causa de Cleveland, con 11 rebotes y una asistencia.

En el resto de la jornada, el Magic venció 84-82 a los Celtics y ganó su segundo título consecutivo en la División del Sureste, los Pacers derrotaron 90-88 al Heat, los Raptors 115-106 a los Bucks y los Wizards 95-93 a los Bobcats.

También, los 76ers doblegaron 96-88 a los Timberwolves, los Clippers 140-135 a los Knicks en tiempo de prórroga, los Nuggets 101-88 a los Hornets y los Suns 118-114 al Jazz.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida