Cavs no quieren hablar de final antes de eliminar a Celtics

BOSTON (AP) — Transcurrieron 10 partidos y medio de esta postemporada antes de que los Cavaliers encontraran por fin algo de resistencia.

Luego de tomar una delantera de 2-0 en la final de la Conferencia del Este sobre Boston, los Cavs fueron humillados como locales en el tercer partido. En el cuarto, Cleveland requirió de 42 puntos de Kyrie Irving para recuperarse de un déficit de 16 unidades y conseguir la victoria.

Ahora, ya no existe la posibilidad de que en la final de la NBA choquen dos equipos invictos durante los playoffs. Pero la pelea que han dado los Celtics ha obligado a que los campeones defensores de la liga se muestren más concentrados.

Y los Cavs esperan otra dura lucha en el quinto duelo, por parte de unos Celtics que se niegan a morir pese a estar abajo por 3-1 en la serie.

“Siempre el partido más difícil es aquel en que tienes posibilidades de resolver la serie, y Boston lo hará incluso más complicado”, avizoró LeBron James, quien aportó apenas 11 puntos en el tercer duelo pero se recuperó en el cuarto, durante el que sumó 34.

James había comentado que los Cavs probablemente necesitaban enfrentar ciertas adversidades, luego de comenzar la postemporada con 10 triunfos sin derrota.

La forma en que respondieron el martes, particularmente a la defensiva, sería un buen indicio sobre las perspectivas que tiene Cleveland de ganar el jueves su tercera corona del Este en forma consecutiva.

Boston atinó el 47% de sus disparos de campo y el 35% de sus triples en la primera mitad del cuarto encuentro.

Si bien los puntos de Irving encendieron la remontada de Cleveland, ésta fue posible gracias a la labor defensiva del equipo durante los últimos 24 minutos. Los Cavs limitaron a los Celtics al 41% de sus disparos de campo encestados y al 29% en el rubro de triples.

“Tenemos que jugar con la misma mentalidad defensiva que mostramos en el primero y en el segundo partido. Hay que hacer lo habitual, pero debemos defendernos”, recalcó James. “Tenemos que ejecutar bien las jugadas ofensivas. Hay que perder pocos balones y debemos intentar que ellos fallen, porque algunos de estos jugadores suelen mejorar como locales. Así jugaremos el encuentro”.

Todos estarán atentos al tobillo izquierdo de Irving, que se torció en las postrimerías del tercer periodo del partido anterior, al pisar accidentalmente a Terry Rozier.

Irving permaneció un momento tendido en la cancha, pero terminó el partido.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida