Celtics gana con canasta de tres puntos de último momento

FILADELFIA (AP). Ray Allen ya ha logrado una victoria de esta manera antes.

El guardia de los Celtics simplemente encuentra su colocación, se ajusta la corbata y abusa del adversario.

"¡Consiguió el juego! ¿Consiguió el juego!", gritaba en la banca su compañero J.R. Giddens. "¡Pienso que Jesús lo hizo de nuevo!", exclamó.

Ray Allen recibió un pase estupendo de Paul Pierce y acertó un triple desde la línea de fondo cuando quedaban 0,5 segundos por jugarse para darle a los Celtics de Boston su 12da victoria en fila al vencer el martes por 100-99 a los 76ers de Filadelfia.

"Me coloque en posición y él (Pierce) hizo una gran jugada", comentó Allen.

Boston ganó sin Kevin Garnett, quien se quedó en casa por segundo juego consecutivo debido a que padece gripe; pero ello no fue problema para los Celtics, quienes mostraron nuevamente que los Dos Grandes son aún mejores que los cinco titulares de casi cualquier equipo.

Andre Iguodala encestó una canasta para colocar el marcador en 99-97 para los 76ers, que tuvieron ventaja todo el cuarto período hasta el último enceste.

Pierce engañó a un defensor, avanzó hacia la parte alta del arco de tres puntos y envió el balón a Allen, quien es uno de los mejores tiradores de triples en la historia de la NBA y ya esperaba la pelota. Su tiro entró y los Celtics le ganaron sorpresivamente a los 76ers.

Con su enceste ciertamente fortaleció sus posibilidades de ser convocado al Juego de Estrellas por la Conferencia del Este en sustitución por lesión de Jameer Nelson, del Magic de Orlando.

Pierce anotó 29 puntos, Allen metió 23 y Glen Davis agregó 12 unidades y 11 rebotes.

Iguodala anotó 22 unidades y Andre Miller tuvo 21 para los Sixers.

"Debimos haber ganado el juego y pedimos", dijo Iguodala desalentado. "Ellos no tuvieron a uno de sus jugadores de Salón de la Fama, así que no hay excusa", agregó.

Mientras tanto, en Cleveland, LeBron James encestó 33 puntos para superar la marca de 12,000 unidades en su carrera, y los Cavaliers de Cleveland siguieron invictos en su cancha al imponerse por 101-83 a los Raptors de Toronto.

James se convirtió en el jugador que más rápido ha llegado a los 12,000 puntos en la historia de la NBA. A sus 24 años y 35 días de edad lo hizo con mayor rapidez que el astro de los Lakers de Los Angeles Kobe Bryant, quien llegó a esa marca con 25 años y 220 días a cuestas.

Daniel Gibson anotó 18 puntos, Mo Williams 16 y los Cavaliers acumularon 23 triunfos consecutivos como locales, batiendo así la marca del club de victorias seguidas en casa que habían impuesto desde la temporada de 1988-1989.

El brasileño Anderson Varejao jugó 14:10 minutos para Cleveland en los que anotó dos puntos, recuperó tres rebotes y dio una asistencia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida