Conflicto Curry-Under Armour ilustra nueva era en publicidad

El conflicto entre Stephen Curry y la empresa Under Armour podría culminar o proseguir. Pero ha dejado claro un hecho: En una era de polarización política, se ha vuelto más complicada la dinámica entre los deportistas famosos y los patrocinadores.

Una figura tan prominente como Curry tiene una gran influencia, y puede ahora llamar a cuentas a una compañía por sus posturas sobre temas políticos y sociales. El tiempo dirá si Curry o algún otro atleta se juega su último naipe y cancela un contrato de patrocinio.

"Es fácil decirlo y difícil hacerlo", opinó Christopher R. Chase, socio del despacho de abogados Frankfurt Kurnit Kleyn & Seltz, que se enfoca en aspectos legales de grandes campañas de "marketing" en el deporte. "Sí, Steph Curry puede rescindir el contrato mañana si éste le da esta posibilidad, y obtendría un nuevo convenio por ser quien es. Pero este nuevo acuerdo no sería tan bueno. Para Nike, él podría ser uno entre 20 basquetbolistas, y no el principal".

Los dimes y diretes entre Curry y el director general de Under Armour, Kevin Plank, llegaron a su segunda semana y podrían prolongarse hasta el Juego de Estrellas de la NBA que se disputa el domingo. En ese partido aparecerán Curry, LeBron James, Kevin Durant y James Harden, lo mismo que los principales auspiciadores de la liga.

Plank consideró que el presidente Donald Trump es "un verdadero activo para el país". Curry rechazó esa idea y sugirió que no dudará en dar por terminados contratos con empresas que no reflejen sus valores.

Poco después, Plank emitió un comunicado en que buscó apagar la controversia —lo último que necesita Under Armour en medio de una lentificación en el crecimiento de sus ventas y un retroceso en el precio de sus acciones. El miércoles, el ejecutivo publicó un anuncio a plana completa en The Baltimore Sun.

"La semana pasada, en una entrevista de negocios en la televisión, contesté una pregunta con unas palabras que no reflejaban correctamente lo que quería decir", escribió en referencia a la entrevista que dio a CNBC el 7 de febrero. "La empresa apoya la igualdad de derechos y la creación de trabajos y cree que la inmigración es una fuente de fuerza, diversidad e innovación para las empresas en Estados Unidos que hacen negocios con todo el mundo".

"Ahora que se prevé la emisión de una nueva orden ejecutiva sobre inmigración, nos uniremos a una coalición de empresas que se oponen a cualquier nueva acción que afecte negativamente a nuestro equipo, sus familias y nuestras comunidad", dijo.

Durante mucho tiempo, Under Armour ha cultivado la imagen de una empresa progresista, admirada en parte por sus grandes inversiones para reconstruir partes de Baltimore, donde tiene sus oficinas generales.

En la superficie, el caso parecería una victoria para Curry, a cuyas muestras de descontento por los comentarios de Plank se unieron el actor Dwayne "The Rock" Johnson y la bailarina Misty Copeland. Pero el paso siguiente —la posibilidad de que Curry rompa el convenio con Under Armour y busque otra marca de zapatos para que lo patrocinara— sería más complicado.

"Sí, él está en un nivel diferente y ha hecho una gran inversión en su propia marca y en una compañía como Under Armour", comentó Joe Favorito, experto en publicidad deportiva. "Pero esto no es algo de lo que puedas salirte a la ligera".

Y Under Armour no es la única gran empresa de calzado deportivo cuyos deportistas patrocinados deciden manifestar posturas sobre temas políticos o sociales.

El fin de semana, Nike lanzó una campaña en la que aparecen James, Serena Williams y Megan Rapinoe —una futbolista que reveló su orientación lésbica. El anuncio destaca el valor de la "igualdad" y representa la más reciente manifestación de la empresa en favor de la comunidad LGBT en los últimos meses.

"Es claro que esto demuestra que ellos escuchan y ven las conversaciones, saben lo que dicen los atletas y lo retoman", indicó Favorito. "Están diciendo, 'creemos en ustedes y los apoyamos'''.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida