Curry, cada vez mejor con unos Warriors imparables

Stephen Curry no lleva la cuenta de los triples que intenta en cada partido. Su mentalidad es la siguiente: si tiene la oportunidad de realizar un tiro, lo hace.

¿Y qué pasaría si al llegar al final de la temporada está cerca de romper su propio récord de triples?

"Siempre he pensado que tres (puntos) son mejor que dos", dijo un sonriente Curry después de un partido reciente. "Si puedo meterlos, estoy seguro que eso ayudará a nuestro equipo a despegarse y además es desmoralizante para la defensa. Al menos así nos sucede a nosotros cuando un jugador contrario tiene la mano caliente".

El actual jugador más valioso de la NBA ha tenido la mano caliente toda esta temporada, lo que ha ayudado a los campeones de la NBA a ganar sus 10 primeros partidos, con actuaciones incluso más dominantes que la campaña pasada cuando ganaron 67 partidos.

Curry está empeñado a demostrar al resto de la liga que es un jugador más completo, capaz de tener actuaciones espectaculares como líder de unos Warriors imparables.

"Siempre he tenido confianza. En realidad no me sorprendo cuando hago algo increíble", dijo Curry. "Juego tal como practico, y trato de que eso sea evidente".

El sensacional inicio de temporada de Curry ha hecho que algunos lo comparen con Michael Jordan, y el entrenador interino de los Warriors, Luke Walton, cree que terminará siendo el mejor tirador de todos los tiempos. Si es que ya no lo es.

"Creo que está fijando un nuevo parámetro para lo que es un tirador en esta liga", afirmó Walton.

Doc Rivers, entrenador de los Clippers de Los Angeles, dijo que no recuerda haber visto a otro jugador con la combinación de puntería y manejo del balón que posee Curry. Y la única comparación que puede hacer es con otra estrella de antaño, Pistol Pete Maravich.

"No se me ocurre otro jugador que lo haya hecho a este nivel", dijo Rivers. "Hay tipos que han estado cerca de ese nivel, pero nadie a ese nivel".

Curry no descansó mucho en las vacaciones, en las que se mantuvo ocupado trabajando para mejorar su juego y además tuvo su segunda hija.

El base con cara de niño sólo se encogió de hombros y soltó una sonrisa cuando le preguntaron por todos sus tiros de tres después del triunfo del viernes pasado ante Denver.

"Tiré 16", dijo Curry. "Estoy metiendo bastantes, así que eso ayuda. He tenido buenos tiros, si estoy metiendo la mitad o más de la mitad, estoy seguro que no importa cuántos realice. En realidad no es que los esté buscando, y eso es algo bueno, sino que llegan en el ritmo normal de la ofensiva, y los estoy metiendo y mantengo la ofensiva en movimiento".

El jugador de 27 años ha metido 52 de 110 intentos de larga distancia en 10 partidos. Si mantiene este paso, metería 426 en la temporada, lo que rompería por mucho el récord de 286 en 646 intentos que fijó la temporada pasada.

"Si supero lo que hice el año pasado, significa que estamos haciendo algo bien", indicó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida