Declaraciones de árbitro tramposo revolucionan a la NBA

LOS ANGELES (AFP). Cuando se tira una piedra en el agua, las ondas concéntricas sacuden todo lo que está a su alrededor, tal como está ocurriendo con la famosa carta de Tim Donaghy, ex árbitro de la NBA condenado por participar en apuestas en los partidos de esa Liga, y quien espera por una sentencia que podría llegar hasta 33 meses de prisión.

Donaghy no lanzó una inocente piedrecita, sino todo un cañonazo que ha removido las tranquilas aguas por las que se paseaba oronda la nave de David Stern, comisionado de la NBA.

Precisamente, cuando Stern se frotaba las manos por haber conseguido la final soñada entre Los Angeles Lakers y Boston Celtics, y en momentos en que la Liga está más cohesionada y rentable que nunca, se aparece míster Donaghy con una misiva rompegrupo, alevosa y premeditada.

¿Por qué Donaghy salió de su silencio y lanzó la podrida precisamente cuando la serie regresaba a Los Angeles?.

Esa es la pregunta del millón de dólares, y la respuesta parece ser exactamente esa cifra, cantidad exigida recientemente por la NBA a Donaghy para saldar el costo de la investigación privada sobre todas sus tropelías.

"Se trata de un criminal. De un acto de un hombre desesperado que hará cualquier cosa por ver reducida su condena. Estamos seguros, no tenemos ninguna duda, de que el señor Donaghy, es el único culpable aquí de tener una conducta criminal", expresó Stern, en su afán por calafatear la nave NBA.

En su carta, el ex árbitro Donaghy reveló supuestos arreglos entre los oficiales para perjudicar a determinados equipos y jugadores, y hacer avanzar a otros conjuntos a los playoffs, en beneficio de las entradas de taquillas y rátings televisivos.

El 'Garganta Profunda' de la NBA habló en lenguaje críptico, pero lo suficientemente explícito para que la prensa local atara cabos y descubriera los supuestos arreglos.

Según Donaghy, otros árbitros, a los que él llamo "hombres de la compañía", amañaron los partidos para que los Lakers avanzaran sobre Sacramento Kings en los playoffs de 2002, y la serie que Dallas Mavericks le ganó a Houston Rockets en el 2005.

Lakers y Mavericks llegaron a la final de esas temporadas. Los primeros ganaron el título, los segundos perdieron contra Miami Heat.

Las declaraciones del 'Timmy el tramposo' , llevaron a Phil Jackson, técnico de los Lakers, a pedir un cuerpo colegiado separado de la NBA, y al base de los Lakers, Derek Fisher, a gritar a todo pulmón que jamás hará lo de Marion Jones: devolver sus medallas por tramposa.

"Lo único que sé es que no voy a devolver mi anillo", dijo Fisher al ser preguntado sobre el tema.

Algunos de los técnicos y jugadores perjudicados por los "arreglos" de Donaghy y compañía dijeron que algo se olían, por lo que no les toma del todo sorprendidos la famosa misiva.

"Sabía que algo pasaba, pero cuando lo insinué me metieron una multa", dijo Jeff Van Gundy, entrenador de los Houston Rockets de 2005, sancionado con 10,000 dólares por revelar que uno de los árbitros de esa serie le había hablado sobre el arreglo.

En lenguaje llano de Chespirito, un superhéroe cómico mexicano, las revelaciones de Donaghy hicieron que más de uno en la Liga se esté diciendo ahora: "Lo sospeché desde un principio".

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.