Duelo Lakers-Celtics, cierre memorable de la NBA

LOS ANGELES (AP). Incluso cuando Lamar Odom era un niño de imaginación ilimitada que crecía en las canchas de Nueva York, el partido final del jueves podría haberle parecido algo extravagante.

Los Lakers de Los Angeles enfrentarán a los Celtics de Boston en el séptimo juego de la final de la NBA, y ahora que es adulto Odom se da cuenta que es una fantasía hecha realidad para cualquier basquetbolista con la audacia para soñar así de grande.

"Es histórico, especialmente cuando hablas sobre estos equipos y lo que representan, el orgullo", dijo el miércoles el delantero de los Lakers. "Esto es lo que te imaginas cuando eres un niño en tu patio".

Otro capítulo memorable en la rivalidad más intensa de la NBA llegará a su fin con alguno de los dos coronándose en el Staples Center, donde los campeones Lakers intentarán obtener su 16to título al tiempo que le niegan a Boston su 18vo _una cifra sin precedentes entre los equipos de la NBA_ en el segundo choque de los equipos en la final en tres años.

Por quinta ocasión en sus últimos 12 enfrentamientos por el campeonato, Boston y Los Angeles necesitan los siete partidos para decidir el duelo.

En cada ocasión en que llevaron esto hasta la última instancia, los Celtics ganaron, pero cuando los actuales Lakers y Celtics salten a la cancha para disputar el primer séptimo partido de la final de la NBA desde el 2005 y apenas el segundo en los últimos 16 años, la mayoría de los jugadores harán un gran esfuerzo por no pensar en la historia y la presión que cargan sobre sus hombros.

Está bien si los niños y los historiadores saborean este escenario, pero Kobe Bryant sabe que no es buena idea que los jugadores se queden atrapados en ello.

"No tiene nada que ver conmigo", dijo Bryant, el principal anotador en la serie con un promedio de 29,5 puntos por encuentro.

"(Cuando) veo en retrospectiva, hace años, o incluso cuando era niño, (si) uno hablara acerca de estar en esta situación, estaría realmente emocionado. Pero cuando estoy en el momento ahora, tengo que jugar. Tengo que concentrarme en eso. No puedo concentrarme en todo el revuelo que lo rodea", agregó.

Aunque Boston ha obtenido los mejores resultados en los séptimos partidos de las finales disputadas entre ambas franquicias, los Celtics tienen bastante en su contra tras caer vergonzosamente 89-67 en el sexto encuentro el martes.

Para empeorar las cosas, Boston no contará con los servicios de su centro titular Kendrick Perkins, que se torció múltiples ligamentos de la rodilla derecha en el primer período de ese partido.

A pesar de ello, Paul Pierce se mostró optimista.

"Me encanta la presión", afirmó Pierce, que encabeza a los Celtics con 18 unidades por encuentro. "Me encanta el hecho de que puedo jugar como visitante frente a los Lakers de Los Angeles en un séptimo partido... Ese tipo de cosas me motivan".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.