Fisher y Bryant, amigos y campeones

BOSTON (AP). Kobe Bryant y Derek Fisher tuvieron una relación bastante productiva cuando llegaron juntos por primera vez a la NBA, pues conquistaron tres títulos con los Lakers de Los Angeles y forjaron una amistad que superó las diferencias en sus personalidades y capacidades.

"No se debe (la amistad) a la semejanza de nuestros juegos, ni a las similitudes de talento ni a nada de eso", dijo Fisher el miércoles al término del entrenamiento de los Lakers para el cuarto partido ante los Celtics de Boston dentro de la final de la NBA.

"Es sólo que hemos experimentado juntos bastantes cosas buenas y malas. Debido a que hemos pasado esos trances, nos sentimos cómodos apoyándonos uno a otro, y creo que él sabe y yo sé que si algo ocurriera en el mundo, habría reciprocidad para ponerse de pie y decir 'estoy aquí para apoyarte'".Fisher, un armador fuerte y temperamental con un historial de desempeños decisivos, logró el martes por la noche cinco canastas en el último período para conducir a los Lakers a una victoria de 91-84 sobre Boston, con lo que Los Angeles adquirió una ventaja de 2-1 en la serie a ganar cuatro partidos de siete.

En esta ocasión el juego de Fisher no se caracterizó por sus disparos de larga distancia _como el que utilizó en la derrota de San Antonio con 0,4 segundos de juego en el 2004_, o una serie de saltos para encestar que derivaron en la recuperación del equipo en el cuarto partido frente a Orlando en la final del año pasado.

Esta vez, Fisher ayudó a la victoria sobre Boston cuando encestó en un contragolpe antes de ser derribado por tres Celtics, entre ellos Glen "Big Baby" Davis, de 136 kilogramos (300 libras) de peso, y Kevin Garnett, de 2,10 metros (6,11 pies) de estatura. Fisher, que mide 1,86 metros (6,1 pies) y pesa 95 kilogramos (210 libras), convirtió una jugada de tres puntos para ayudar a que el partido concluyera con siete unidades de diferencia.

"Fisher es muy, muy, muy, muy fuerte, mental y físicamente", dijo Bryant. "No se asusta ante nada ni nadie".

Fisher jugó los primeros ocho años de su carrera con los Lakers, con los cuales ganó tres títulos en la era de "Shaq y Kobe" antes de que Golden State lo contratara como agente libre en el 2004. Fue hasta entonces cuando Bryant apreció la calidad del amigo y compañero que tenía.

"Fish y yo siempre hemos sido cercanos, aunque creo que cuando se fue estrechamos aún más nuestra relación, por extraño que parezca", dijo Bryant. "Todo pasa por alguna razón. Es bueno ver que ha concluido un ciclo y está de nuevo aquí".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.