Granger y Hansbrough dan a Pacers triunfo sobre Knicks

EU ( AP). Los Pacers no requirieron de la ayuda de Danny Granger para vencer a Nueva York el domingo.

No habrían ganado la revancha sin él.

Granger, que se perdió el triunfo en Nueva York debido a una faringitis, encestó el martes la canasta del gane a 0,3 segundos del final y anotó 26 puntos en la victoria de Indiana 119-117 sobre los Knicks.

Indiana tuvo posesión del balón con 7,8 segundos restantes. Granger aprovechó el reloj de juego, avanzó directamente hacia Shawne Williams, saltó y encestó un disparo a cinco metros de distancia.

Williams, un ex jugador de los Pacers que durante los entrenamientos solía enfrentar a Granger, esperaba ese movimiento de parte de Granger.

"Traté de saltar frente a su mano derecha, pero me hizo ese movimiento", dijo. "Uno solamente tiene que estar más cerca de él y hacer que el disparo sea más difícil de lo que fue. Siento que tuvo una vista demasiado buena de la canasta. El va a encestar esos tiros en ocho de 10 intentos".

El plan de juego de Frank Vogel, entrenador de Indiana, era simple.

"Queríamos tener el último disparo y queríamos que Danny lo hiciera", dijo. "Esos fueron los únicos detalles de la jugada. Darle el balón al mejor jugador y, mientras el reloj de juego llega a ceros, intentar un enceste".

El tiempo de juego no terminó del todo, pero Nueva York no pudo encestar en un intento elevado mientras el partido terminaba.

Los Pacers tuvieron la posibilidad de ganar en parte debido a que Tyler Hansbrough anotó 30 puntos, la mayor cantidad de su carrera en un partido. El domingo, Hansbrough había implantado su previa marca con 29 puntos.

"Me encanta Nueva York, pero suelo jugar bien en contra de ellos", dijo Hansbrough.

Carmelo Anthony no pudo explicar cómo es posible que los Knicks dejen que un jugador que promedia 10 puntos por partido explote con 59 puntos y acierte el 65% de sus disparos en dos juegos.

Darren Collison agregó 24 puntos y nueve asistencias por los Pacers, que habían perdido seis juegos consecutivos antes de las dos victorias sobre los Knicks.

"Tuvimos una muy mala racha, todos comprendemos que pasamos por un mal momento", dijo Vogel. "Hemos vuelto a ser quienes somos".

Amare Stoudemire terminó con 21 puntos y 10 rebotes, mientras que Toney Douglas y Landry Fields agregaron 17 puntos cada uno por los Knicks, que han perdido tres juegos seguidos.

Mientras que en Chicago, ni siquiera una escasez de jugadores altos pudo frenar la marcha de los Bulls rumbo a la cima de la Conferencia del Este.

Derrick Rose anotó 23 puntos en la séptima victoria consecutiva de Chicago, al vencer 98-79 a los Wizards de Washington el martes.

El triunfo deja solos a los Bulls en el primer lugar de la conferencia.

Luol Deng agregó 20 puntos y Keith Bogans aportó 17, su mayor cantidad desde su llegada a los Bulls. Los 10 disparos de Bogans durante el partido fueron intentos de tres puntos, de los cuales encestó cinco, su mejor desempeño de la temporada en tiros de larga distancia.

"Tenemos un excelente equipo", dijo Bogans. "Los jugadores sabemos que cuando uno de nosotros no tiene buen desempeño, alguien más debe hacerse cargo".

Bogans ha sido el blanco de las críticas, más que nada debido a que su promedio de puntos por partido (4,1) resulta muy bajo para un escolta titular.

"Eso no me frustra", dijo Bogans. "(Siempre y cuando) se siga hablando sobre mí".

Los Bulls (48-18) se colocaron a medio juego por encima de los Celtics de Boston. Chicago no había ocupado el primer lugar de la Conferencia del Este a estas alturas de la temporada desde la de 1997-98, en la que los Bulls ganaron su sexto campeonato de la NBA.

En los otros dos resultados de la jornada, Atlanta venció 110-85 a Milwaukee, mientras que Portland derrotó 104-101 a Dallas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.